Martes, 20 Febrero 2018

El líder de Corea del Norte dijo que desea establecer un “cálido clima de reconciliación y diálogo” con Corea del Sur, luego de que una delegación norcoreana de alto nivel regresó de una visita desde su vecino del sur, mientras las naciones rivales reiteraron la necesidad de mantener la presión sobre Pyongyang.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, participó brevemente el viernes en la recepción que marca el inicio de los Juegos Olímpicos de Invierno, evitando un encuentro que podría haber sido incómodo con el líder ceremonial de Corea del Norte.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, dijo el miércoles que Washington anunciaría pronto nuevas y duras sanciones sobre Corea del Norte para persuadirlo de abandonar sus programas nucleares y de misiles, tras calificar al gobierno del país asiático como el “régimen más tiránico y opresivo” del planeta.

Estados Unidos dijo el martes que Corea del Norte podría estar a sólo meses de ser capaz de atacar su territorio continental con un misil balístico con una ojiva nuclear, mientras que Pyongyang afirmó que Washington estaba considerando realizar un ataque preventivo contra el país.

El presidente Donald Trump dijo el miércoles en una entrevista con Reuters que Rusia está ayudando a que Corea del Norte acceda a suministros en violación a las sanciones internacionales y remarcó que Pyongyang “se acerca cada día” a la posibilidad de lanzar un misil de largo alcance contra Estados Unidos.

El presidente de EE.UU. valora de este modo la situación en la península coreana.

Corea del Norte y Corea del Sur anunciaron el martes resolver sus problemas mediante conversaciones militares para evitar un conflicto accidental, después de sostener su primer diálogo oficial en más de dos años, en momentos en que el programa de armas nucleares de Pyongyang alimenta las tensiones.

El Papa Francisco llamó el lunes a todas las naciones a apoyar un diálogo que disminuya las tensiones en la Península de Corea y a trabajar por un veto legalmente vinculante a las armas nucleares.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el jueves que las posibles conversaciones entre Corea del Norte y Corea del Sur son “algo bueno”, y acordó con Seúl no llevar a cabo ejercicios militares conjuntos durante los Juegos Olímpicos de Invierno.

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU advirtió el martes a Corea del Norte contra otro ensayo de misiles, y dijo que Washington no tomará en serio las posibles conversaciones entre Pyongyang y Corea del Sur si el aislado país de gobierno comunista no deja de lado sus ambiciones nucleares.