Jueves, 19 Octubre 2017

España se acercó más el lunes a la imposición de un mandato central directo sobre Cataluña para frenar su ofensiva independentista después de que el líder regional, Carles Puigdemont, no dejó claras sus intenciones dentro del plazo fijado por el Ejecutivo.

Miles de españoles salieron el jueves a las calles de Madrid y Barcelona, en un día festivo que fue usado para demostrar unidad ante los intentos de Cataluña para declarar su independencia y en el que la capital se vio inundada de banderas con los colores nacionales.

El diputado del Partido Demócrata Catalán (Pdcat) Jordi Xuclá afirmó hoy que las autoridades de Cataluña seguirán adelante con el rumbo secesionista de esa región española, tras el referéndum de autodeterminación del 1 de octubre.

El embajador de España en Bolivia, Enrique Ojeda Vila, en su visita a Tarija manifestó que unas 100 empresas de su país operan legalmente en Bolivia y este número podría duplicarse hasta el 2018. Recalcó que el país ofrece estabilidad económica para las empresas internacionales.

Cientos de miles de personas se manifestaron el domingo en las calles de Barcelona, la capital de Cataluña, en contra de una posible declaración unilateral de la independencia catalana de España.

Decenas de miles de personas salieron hoy a las calles de las principales ciudades de España para exigir a la clase política diálogo y negociación ante el grave conflicto secesionista en Cataluña.

La tercera entidad bancaria de España, Caixabank, completó hoy su salida de Cataluña ante la crisis territorial en esa comunidad autónoma, que tras realizar un referendo unilateral de autodeterminación intenta separarse de este país europeo.

El Parlamento catalán convocó el viernes un pleno para que el presidente de la región informe sobre la situación política actual, mientras que el delegado del Gobierno español en Cataluña ofreció disculpas por la actuación policial el 1 de octubre durante el referendo secesionista.

El Tribunal Constitucional de España ordenó el jueves suspender una sesión del Parlamento catalán, una decisión que siembra dudas sobre los planes del gobierno regional de declarar la independencia de forma unilateral.

Julen Lopetegui, seleccionador del equipo español de fútbol, se preguntó ayer lunes por qué no va a convocar al defensa internacional del Barcelona Gerard Pique si es seleccionable y quiere ir a la selección,