Los dos hombres habían ido de vacaciones sin vacunarse previamente contra la enfermedad y tenían más de 60 años.

 

Casi un centenar de muertos ocasionó hasta hoy el brote de fiebre amarilla que desde finales del pasado año afecta al estado brasileño de Minas Gerais, donde fueron notificados más de mil casos de la enfermedad.

Los casos de fiebre amarilla en países endémicos vecinos y uno detectado en La Paz pusieron en alerta a las autoridades de salud en el país.  En las fronteras y en la propia capital de Tarija se crearon puestos centinelas con el objetivo de reforzar la vacunación contra este mal y se mantenga el control epidemiológico de esta patología.  

La Red de Salud de Caraparí solicitó un nuevo stock de 700 dosis de vacunas contra la fiebre amarilla, esto para tener cobertura en todos los establecimientos de la red de salud. Se espera tener todas vacunas requeridas en los próximos días.

Ante el brote de fiebre amarilla en la vecina Brasil, las autoridades de salud paraguayas anunciaron hoy el inicio de labores para la vacunación contra el mal en zonas de riesgo.

El Director General de Servicios de Salud del Ministerio de Salud, Rodolfo Rocabado, insta a la población que vive en zonas fronterizas con países como Brasil, Paraguay y otros, acudir a los establecimientos de salud para recibir la vacuna contra la fiebre amarilla, que es viral y hemorrágica.

La Cruz Roja Internacional advirtió que la epidemia de fiebre amarilla que sufre el país africano Angola y que se ha extendido a China podría propagarse y convertirse en una crisis mundial.