El presidente peruano, Martín Vizcarra, se abstuvo de opinar sobre los allanamientos a las casas del recién cesado Pedro Pablo Kuczynski, que generó diversas reacciones.