Domingo, 22 Octubre 2017

El ministro británico de Asuntos Exteriores, el conservador Boris Johnson, pidió hoy a los miembros de su partido respaldar la gestión de la primera ministra Theresa May, tras develarse un complot en su contra.

El intento de la primera ministra británica, Theresa May, por reafirmar su menguante autoridad fue frustrado el miércoles por un calamitoso discurso principal interrumpido por reiterados ataques de tos, un bromista e incluso letras de su eslogan que se cayeron del escenario.

Disculpándose por perder la mayoría de su Partido Conservador en una elección en junio, la primera ministra británica, Theresa May, respondió a sus críticos el domingo diciendo que tiene la estrategia correcta para dirigir al país y conseguir un acuerdo de “Brexit”.

La primera ministra británica, Theresa May, pidió el viernes que Reino Unido siga en el mercado único de la Unión Europea (UE) durante la transición de unos dos años para salir del bloque, y al mismo tiempo ofreció concesiones para un acuerdo de divorcio y apeló a la reactivación de las negociaciones del Brexit.

La capacidad de la primera ministra británica, Theresa May, de contar con el respaldo de suficientes diputados para gobernar se pondrá a prueba el jueves cuando se vote en el Parlamento su plan de gobierno, en medio de intentos de sus adversarios de arrebatarle apoyos a través una serie de enmiendas.

La primera ministra británica, Theresa May, dijo que su oferta de garantía de derechos para ciudadanos de la UE que vivan en su país tras el “Brexit” era “muy justa y seria”, pero sus pares del bloque están escépticos y el líder de Bélgica afirmó que podría contener una desagradable sorpresa.

La primera ministra británica, Theresa May, dijo que su oferta de garantía de derechos para ciudadanos de la UE que vivan en su país tras el "Brexit" era "muy justa y seria", pero sus pares del bloque están escépticos y el líder de Bélgica afirmó que podría contener una desagradable sorpresa.

Una furgoneta arrolló el lunes a varios fieles cerca de una mezquita en Londres y dejó heridas a 10 personas, en un incidente que la primera ministra Theresa May calificó como un repulsivo ataque terrorista en contra de musulmanes.

La primera ministra británica, Theresa May, se retiró el viernes bajo una fuerte custodia policial, luego de su visita a personas que viven cerca del edificio de 24 pisos que se incendió esta semana en Londres dejando al menos 30 muertos, en medio del abucheo de manifestantes.

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, quedó el martes cerca de un acuerdo con un pequeño partido protestante de Irlanda del Norte para salvar su mandato, pero enfrenta un tira y afloje sobre su estrategia para el Brexit a días de embarcarse en la negociación formal para la salida de la Unión Europea.