El Kremlin quiere buenas noticias. El Gobierno ruso solicitó a las grandes empresas entregar noticias positivas sobre la administración del país, según documentos a los que tuvo acceso Reuters.