Se trata de la primera renuncia desde que el PSDB comenzara a dar indicios de que desea desligarse del Gobierno del presidente de facto Michel Temer.