Lunes, 20 Noviembre 2017

Sedes evaluó 600 solicitudes para el carnet de discapacidad

Escrito por  DANIEL RIVERA M./EL PAÍS EN Ago 27, 2015

El número de personas con discapacidad se incrementa en Tarija. En lo que va de la gestión 2015, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) valoró a 600 personas para que puedan obtener su carnet de discapacidad,  y mediante éste gozar de los beneficios que se otorga a través de leyes del país y del departamento.

De acuerdo al Programa Departamental de Discapacidad dependiente del Sedes, del  total de las valoraciones, 350 fueron revalorizaciones, es decir, el carnet feneció y las personas necesitan volver a someterse a una evaluación para renovar de este documento. Los restantes 250 son nuevos individuos que pertenecen a este sector.
El trabajo del Sedes es hacer las valoraciones e identificar qué tipo y qué grado de discapacidad tienen las personas, para  posteriormente emitir un documento con todos los detalles para que el Comité Departamental de la Persona con Discapacidad (Codepedis) emita el carnet.
Pero hay algo que no encaja en cuanto a los datos proporcionados por ambos entes. Desde el Sedes señalaron que a la fecha  realizaron 600 valoraciones a personas que pueden acceder al carnet de discapacidad, pero el Codepedis reporta que en el mismo periodo entregaron 800 carnets.
La explicación de esta institución es que en los 800 están incluidos los documentos  duplicados.          

Observaciones
Para el responsable de la Unidad  de Promoción de la Salud, Fernando Peralta, a comparación del año pasado hubo un “leve” incremento de valoraciones. Esta autoridad  vinculó este aumento con la inamovilidad laboral, ya que las solicitudes de esta índole se multiplicaron  por el cambio de autoridades.
Mientras que  el coordinador general del Codepedis, Grover Martínez, mencionó que como institución tienen  otro tipo de observaciones, y dijo que  dudan de “algunas” personas  que accedieron a  beneficiarse de este documento.   
“Nosotros ya lo hemos hecho público que tenemos dudas de muchas personas que tienen discapacidad, que obviamente  se han beneficiado con el tema de inamovilidad y otros beneficios- dijo Martínez- ya se ha pasado notas, porque   queremos que se constate que verdaderamente tienen discapacidad”.
Esta autoridad indicó que su ente  no es  la instancia ni les corresponde hacer la denuncia sobre este tema, ya que su competencia es sistematizar y emitir los carnets,  y por lo cual  no pueden rechazar a ninguna persona, que para eso existe un responsable en el Sedes.
Entre tanto, Peralta menciono que existen tres filtros de valoración para certificar  a las persona que tienen algún tipo de discapacidad.
Explicó que los trabajos que se realizan en las provincias son revisados por el equipo de referencia departamental, para verificar que se haya hecho bien las valoraciones, y luego pasa a la jefatura del Programa Departamental  de Discapacidad. En caso de que se haya errado existe un filtro nacional, por lo que Peralta considera que es difícil que una persona obtenga el carnet sin tener alguna discapacidad.    
Asimismo, mencionó que cada cuatro años las personas tienen que someterse a una revalorización, porque existen personas que tienen discapacidad temporal, y por lo cual debe de volver a someterse a una nueva evaluación.

 

Denuncias por inamovilidad laboral

Desde la Jefatura Departamental del Trabajo de Tarija, señalaron que en menos de  un mes emitieron unas 50 conminatorias, entre inamovilidad laboral, despidos injustificados y personal que fue reubicado en sus fuentes laborales.
El jefe departamental del Trabajo, Ramón Vilca, mencionó que por el cambio de autoridades, las denuncias por inamovilidad laboral incrementaron. Por lo cual, como institución intervinieron, porque los contratantes no tomaron en cuenta  las leyes que benefician   a las personas con discapacidad.    
Vilca explicó que la Ley 223 protege a este sector, y los padres o tutores que tengan  bajo su responsabilidad  a una persona con discapacidad, por lo que señaló que al momento de desvincular a algún empleado de sus fuentes laborales se debe considerar todos los aspectos laborales.