En Argentina temen efectos sociales de puente peatonal

Escrito por  REDACCIÓN PROVINCIAL/BERMEJO Abr 19, 2016

El intendente Municipal de la población argentina  de Aguas Blancas, Sergio  Oliva, anunció que, antes de tomar la decisión de construir el puente peatonal internacional sobre el río Bermejo, se debe analizar bien la alternativa que se brindará a los cooperativistas fluviales de su país.

Oliva  explicó que están trabajando en la construcción del puente peatonal que una las poblaciones de Bermejo y Aguas Blancas, pero aclaró que en su país, primero están efectuando un profundo análisis sobre la situación de las familias que viven de la Cooperativa Fluvial y realizan el paso fronterizo en las embarcaciones denominadas chalanas. Remarcó que sólo luego de que encuentren una solución laboral para este sector, estarían recién planteando el puente peatonal. Explicó que debe predominar el bien común, pero  sin  perjudicar a cientos de familias que siempre vivieron del paso fronterizo de las chalanas.
Oliva   señaló que el tema del puente peatonal se vino analizando en Aguas Blancas desde bastante tiempo, pero aún no se resolvió nada concreto, ninguna  postura  oficial  al respecto, pese a que  las autoridades y habitantes  de la vecina población  Fronteriza están conscientes de que se necesita dicho paso y que beneficiaría a mucha gente en el tráfico vecinal fronterizo, para intercambio comercial  y la integración entre ambos pueblos vecinos.
Finalmente, Oliva informó que se ha fijado para el viernes 29 de abril una reunión en la ciudad argentina de Orán entre autoridades consulares de Bolivia y Argentina. Explicó que en esa cita se analizará la situación del puente peatonal, al tratarse de un emprendimiento que  necesariamente debe ser consensuado, aprobado y ejecutado de manera binacional.
Pasando a otro tema crítico, el Intendente de Aguas Blancas también confirmó que, de manera conjunta, la Subgobernación de Bermejo y la Gendarmería Argentina buscan soluciones para el problema del constante paso irregular e ilegal que realizan los gomones o botes inflables de un país a otro. Este tipo de embarcaciones precarias son consideradas como una de las principales vías del contrabando.