Para los campesinos la helada augura un buen año agrícola

Escrito por  DANIEL RIVERA M./EL PAÍS EN Jul 19, 2017

Para el sector campesino de Tarija, las bajas temperaturas que se registran en el departamento son buena señal para la producción agrícola, toda vez que las plantas necesitan de horas de frío, pero además que mata a las plagas y hongos que son perjudiciales para el cultivo.

El dirigente de la Federación Sindical Única de Comunidades Campesinas de Tarija (FSUCCT), Eider Quiroga, señaló que la pasada semana estaban preocupados por la ola de calor, lo cual ocasiona que las plantas como los durazneros reactiven su savia  y quieran brotar.
Pero el frente frío ayudará a la producción, especialmente a la vid, porque necesita acumular frío, dijo Quiroga. Comentó que en algunos lugares, en esta época del año, había viñedos con hojas verdes. De continuar las temperaturas bajas hasta agosto implicaría un buen año agrícola, aunque también se tienen otros fenómenos como la sequía y granizadas.  
“Esperamos que el frío sea constante hasta agosto, para que las plantas puedan despertar cuando le corresponda, porque cuando hace calor las plantas se apuran a florecer. Los fríos a partir del 10 de septiembre son prejudiciales y también en abril hasta el 20 de mayo. Desde esa fecha en adelante se necesita de este temporal. Pero a partir de septiembre se tiene papa y maíz principalmente en nacimiento, además algunas viñas empiezan a brotar”, explicó.
El director del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF), Luís Acosta, explicó que el frío en esta época del año es beneficioso porque ayuda a matar a las plagas y hongos que en algunos años se convierten en problemas para la producción agrícola.   
Pero como las estaciones del año ya no son bien marcadas, en cualquier momento hace demasiado frío o calor, como institución ponen como alternativa el uso del Sistema de Sumidero Invertido (SIS), el cual ayuda  proteger la producción de las heladas.
Se trata de un equipo mecánico que en las condiciones atmosféricas correspondientes a las heladas de radiación, drena en forma selectiva el aire más frío que es aquel que más daño hace a los cultivos. Esa acción evita la acumulación del aire frío sobre el cultivo a lo largo de la noche de helada, el drenaje lo lanza hacia arriba en forma de chorro vertical expulsándolo fuera de la zona de cultivo.
Según Acosta, el equipo se lo puede programar en función a la cantidad de hectáreas que se quiere proteger, acorde a la capacidad de extensión que tiene el SIS.
El INIAF tiene experiencia en ello porque hace tres años trabajó con ese equipo y dio  resultados positivos  en la zona de Erquiz.  Se prestaron el SIS de La Paz para hacer una prueba piloto, lo programaron para toda la etapa de invierno. La instalación fue en mayo y lo levantaron en septiembre. Lograron salvar todas las hortalizas y frutales. Pero al lado donde ya no llegaba la protección la producción fue quemada por el frío.
El director de Riesgos y Cambio Climático de la Gobernación, Ember Montellano, tiene conocimiento que la helada registrada en Tarija no dejó pérdidas significativas en el sector del agro, sin embargo, pedirán un informe a los gobiernos municipales, para así contar con datos oficiales.   
Por otro lado, manifestó que el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) anunció con tiempo sobre la llegada de este frente frío.
El director de esa institución,  Víctor Carrillo, explicó que el frente frío llegó desde la Argentina y se prolongará hasta el viernes con temperaturas bajo cero, considerada como una de las más frías del año. Para la otra semana pronosticó que el calor se vuelva a sentir paulatinamente en el departamento.

UN FRÍO QUE BENEFICIA AL SECTOR AGROPECUARIO

Eider Quiroga
“Esperamos que el frío sea hasta agosto para que las plantas puedan despertar cuando le corresponda, porque cuando hace calor las plantas se apuran a florecer. Los fríos a partir del 10 de septiembre son prejudiciales, en ese tiempo ya se tiene maíz y papá en nacimiento”.

Luís Acosta
El Sistema de Sumidero Invertido (SIS) ayuda a proteger la producción de las heladas. Se trata de un equipo mecánico que, en las condiciones atmosféricas correspondientes a las heladas de radiación, drena en forma selectiva el aire más frío que es aquel que más daño hace.