Mujer usaba a hija de 8 años para hacer porno y se mató

Escrito por  ERBOL/EFE Feb 27, 2018

Una mujer boliviana que, junto a su pareja, prostituía a su hija de ocho años para luego filmar esos abusos se ahorcó hoy en una celda policial de Santa Cruz (este), informaron las autoridades.

El director de la Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia (FELCV), Francisco Vidaurre, declaró a los medios que “está confirmado” que la menor “ha tenido relaciones sexuales con la fallecida y con el que se encuentra detenido (el padrastro)”.
El caso salió a la luz debido al alboroto que esto provocó entre los internos de la cárcel cruceña de Palmasola, la más poblada y la más conflictiva de Bolivia y donde se encontraba recluido el padrastro de la menor.
Las autoridades relataron que los reclusos estaban a punto de aplicar la justicia por mano propia contra Richard Javier R.E., pareja de Maribel R.C., la madre de la víctima y de otros dos niños, y que esto activó la acción de la Policía.
Vidaurre relató que la detención de la madre se dio cuando buscaba ingresar con sus tres hijos al recinto penitenciario el pasado sábado y luego de haber comprobado que el padrastro poseía decenas de vídeos de las vejaciones a la menor con el consentimiento de la madre.
El hombre cumplía una condena de once años de presidio por violación debido a un caso anterior y llevaba al menos dos años de relación sentimental con la madre de la víctima.
Una vez arrestada, la mujer, de 26 años, fue trasladada el domingo a una carceleta de la FELCV en la que debía esperar la audiencia cautelar prevista para este lunes.
El jefe policial indicó que la mujer tomó la decisión de “quitarse la vida en las celdas” ahorcándose, para lo que utilizó una prenda íntima que ató a uno de los barrotes de la ventana.
El domingo, la mujer recibió la visita de algunos familiares que cuestionaron su accionar y le quitaron todo tipo de apoyo, ante lo que ella respondió que iba a quitarse la vida una vez la destinaran a la cárcel, dijo Vidaurre.
La Policía continúa las investigaciones para determinar si los abusos se produjeron solo al interior de la cárcel o si también ocurrieron en la vivienda de la mujer, ubicada en un barrio periférico de Santa Cruz.