Defensoría del Pueblo recibe hasta 10 denuncias por día

Escrito por  guadalupe castillo/EL PAÍS EN Mar 13, 2018

Carola Romero Pacello, delegada de la Defensoría del Pueblo en Tarija, en entrevista con el País eN, refirió que esta gestión la representación defensorial se abocará más a las provincias, donde se advierte una situación de vulnerabilidad de derechos. Es así que se prevé intervenir en la zafra de Bermejo, donde la gestión pasada se evidenció un sinnúmero de situaciones ilegales.

En ese sentido, destacó que se tiene una buena coordinación con Yacuiba, Villa Montes y Caraparí, y se logró conformar un comité de Derechos Humanos con las autoridades de Yunchará, donde hay problemas y carencias para la protección de los derechos de la mujer, situación que también afecta a Padcaya.

El País eN (EP): ¿Cuál es el accionar de la representación del Defensor del Pueblo en Tarija?
Carola Romero (CR): Como Defensoría del Pueblo visibilizamos la importancia que tiene cada una de las políticas públicas destinadas a la protección de los sectores que están en grave situación de vulnerabilidad, para ellos tenemos una suerte de intervenciones defensoriales, mismas que se realizan en sectores que se considera pueda existir vulnerabilidad.
Por ejemplo estuvimos efectuando durante la etapa del Carnaval intervenciones en las diferentes EPIs (Estaciones Policiales Integrales), pues por las mismas características de la temporada puede existir una suerte de presuntos abusos o algunos excesos por parte de funcionarios policiales o autoridad.
En tal sentido, hemos evidenciado a partir de ello que las condiciones de higiene en las celdas de las EPIs son bastante cuestionadas, las personas que se encuentren arrestadas o cualquier otra situación, deben ser tratadas en las condiciones de respeto y dignidad.
Entre otros, es nuestro objetivo llegar este año de manera frontal en la zafra de Bermejo, en la cual evidenciamos un sinnúmero de situaciones que denunciamos al Ministerio Público, esperamos que las investigaciones estén prosperando. Logramos remitir a menores de edad a la Defensoría de la Niñez, mismos que se encontraban a su suerte en la faena de la zafra, sin las remuneraciones legales que corresponde.
Después hemos ingresado a la cárcel donde hemos evidenciado la vulneración de derechos terribles, también a OASIS un centro de reintegración donde se trabaja con adolescentes con responsabilidad penal. Fuimos además a los hogares de acogida para verificar cuál es la situación de la alimentación y el personal, hemos lamentado justamente que existe una suerte de desvinculación laboral de la Gobernación que sin duda afecta el funcionamiento de estos centros, porque atiende a una comunidad.
Éstas son algunas de las intervenciones que hemos realizado, sin embargo el trabajo del Defensor del Pueblo es totalmente amplio. Incidimos en el sector salud, hemos trabajado con la Unidad de Hemodiálisis para mejorar de manera efectiva la atención a los enfermos renales. A la fecha estamos a la espera que se implementen nuevas máquinas, porque hemos evidenciado que es una situación precaria y tiende colapsar. Convocamos al Ministerio de Salud para que pueda hacer una evaluación y auditoría a los centros de hemodiálisis, estamos a la espera de informes correspondientes, sin embargo consideramos que se debe mejorar porque existe un riesgo vital
La situación de salud es una de las más complejas en nuestro departamento, lastimosamente observamos que existe una falta de priorización de parte de los niveles de gobierno con los sectores más vulnerables, entendemos el tema presupuestario, pero hay que atender primero a la niñez, adultos mayores, salud y ya habrá tiempo para otros fines.

EP: ¿Qué tipo de denuncias son las que más recibe la Defensoría del Pueblo en Tarija?
CR: Son diversas, en realidad la Defensoría del Pueblo se constituye como catalizadora de toda la temática de la población, muchas veces llegan los ciudadanos desorientados, no saben a qué institución acudir o cómo activar los mecanismos de atención del Estado. Es a partir de ello que nosotros les damos una derivación asistida con un acompañamiento, de modo que se pueda acceder a la atención específica de las entidades o reparticiones especializadas. Sea esta en materia de hechos ilícitos, con la Policía, el Ministerio Público, Defensoría de la Niñez si correspondiere, Ministerio de Trabajo.
Efectuamos como Defensoría la asesoría para evidenciar la existencia o no de la vulneración de derechos por parte de entes públicos.
De igual forma, a partir de hechos concretos, efectuamos proyecciones colectivas que es justamente una generación de políticas para trabajar de manera macro y tratando ya de hechos concretos transformar realidades. Por ejemplo hemos hecho una inspección al penal de Morros Blancos, que no se aleja de la realidad de los demás recintos penitenciarios del país.
Entendemos que no es la manera adecuada como se ha ido trabajando, para resolver estas problemáticas, en el penal hay mujeres privadas de libertad con niños a su cargo, con todo lo que ello implica, sin una atención diferenciada, y sin atención de las autoridades judiciales, de qué es lo que se está generando a partir de la atención preventiva. En caso de los adultos mayores, lo propio, hemos evidenciado situaciones lamentables, que tienen truncado no sólo el derecho a la locomoción, sino que también se resta sus derechos civiles y políticos que establece la Constitución Política del Estado.

EP: ¿Dónde acudir en casos de vulneración de derechos?
CR: Las personas, agrupaciones u organizaciones que se sientan afectadas en sus derechos por actos y procedimientos administrativos arbitrarios, así como violaciones de derechos humanos u otros actos ilegales; sin importar su nacionalidad, edad, residencia, incapacidad para obrar, detención en centro penitenciario, policial, pueden acudir a las oficinas del Defensor del Pueblo en todo el país.
Las oficinas del Defensor del Pueblo en la ciudad de Tarija se encuentran abiertas para recibir denuncias justificadas, ubicadas en la calle Ingavi casi esquina Ramón Rojas. El número de teléfono es 66-50515.

EP: ¿Cuántas denuncias por día se registran en oficinas de la Defensoría?
CR: Al día podemos referir que existe un mínimo de 10 denuncias, aunque varía, con lo que vendría a ser gestiones, orientación. Hay algunas denuncias que sí ameritan la admisión como casos y una investigación, en tal sentido es una labor constante que se realiza.
Tenemos a la fecha cuatro profesionales de servicio al pueblo, esperamos que pueda incrementar el personal para poder facilitar una mejor atención. Sin embargo, el trabajo que estamos realizando es exhaustivo, y tratamos de abarcar aquellos espacios en donde muchas veces la mano del Estado no llega, para proteger y ejercer de alguna manera algún tipo de acciones para efectuar la prevención de la vulneración de derechos y garantías.

EP: ¿Se logró fortalecer la representación de la Defensoría en las provincias?
CR: Después de haber efectuado una suerte de coordinación con las instituciones de la capital del departamento y atendido grupos de especial protección como ser la niñez, adultos mayores, personas con discapacidad, privados de libertad. Ahora corresponde trasladar el trabajo a las provincias, aunque no se han solucionado todas las temáticas, existen ya los mecanismos para trabajar de manera efectiva lo que vendría a ser Cercado.
Sin embargo, es nuestro propósito durante esta gestión abordar más las provincias. Estuvimos ya en Yunchará, donde se ha conformado un comité en todo lo que es Derechos humanos con las autoridades de ese municipio. Se han evidenciado muchas problemáticas y carencias para la protección a los derechos de la mujer, por ejemplo no existe una FELCV con personal policial especializado para la atención de estos casos. Nos interesa visibilizar la problemática de las mujeres, llegar a la formación de promotoras comunitarias, justamente tenemos aquellas mujeres que pueden incidir de manera efectiva en alertar ante situaciones de violencia y generación de derechos.
De igual forma, en Padcaya se han reforzado algunas situaciones, entre ellas es evidente que la violencia contra la mujer es un tanto deficiente, y así paulatinamente estuvimos en Bermejo, tenemos coordinación con Yacuiba, Villa Montes, Caraparí; en Entre Ríos a la fecha no se cuenta con representación defensorial, sin embargo esperamos que relativamente se pueda habilitar.
Estamos tratando de ver temáticas como por ejemplo: las políticas públicas para abordar los hechos de violencia, el día viernes 15 de marzo vamos hacer la presentación de la política pública diseñada por la Defensoría del Pueblo y va ser presentada en el Encuentro Departamental de SLIM, como un propuesta para abordar los hechos de violencia, atendiéndolos de manera más efectiva.
Lamentablemente, vemos que los hechos de violencia están incrementando de manera considerable y necesitamos parar estos sucesos con políticas como ésta.

EP: ¿Cuál es el estado de los centros penitenciarios del departamento?
CR: Estamos con un trabajo constante en la cárcel de El Palmar y en Bermejo, pero en general la demanda es bastante fuerte en cuanto al retraso en el pago de prediarios, es lo que provee al interno los alimentos, por lo tanto no tendría que existir una suerte de retraso en la cancelación de los mismos.
De igual forma, en Entre Ríos, Villa Montes, que tienen centros de custodia, no son recintos penitenciarios, pero que adolecen de infraestructura, tiene sobrepoblación, lamentable. Entendemos que todo ser humano necesita de un espacio necesario para el esparcimiento, realizar actividades deportivas y más aún cuando ellos tienen que encaminarse a la reinserción en la sociedad.

EP: Si bien la labor defensorial abarca diferentes sectores ¿Cómo se desarrolla el relacionamiento interinstitucional?
CR: Esa es una fortaleza porque el Defensor del Pueblo está constituido como un articulador del accionar de prácticamente todas las instituciones del departamento, tenemos muy buenos vínculos con la Gobernación, Gobierno Municipal, comunidades campesinas, autoridades de la zona alta, con el Chaco. También hemos generado muy buenas articulaciones con el Comando Departamental de la Policía sobre todo en pro de los Derechos Humanos.
Los gobiernos municipales no dudan en ningún momento de contribuir en alguna forma en la actividad del Defensor del Pueblo, porque sin duda es bastante integradora, es satisfactoriamente recibida por la población, puesto existe la necesidad de poder contar con un resguardo, una orientación ante la ola de problemáticas que afectan directamente a la ciudadanía en general.

EP: En el tema trata y tráfico ¿Qué acciones se lleva adelante desde esta institución?
CR: La Defensoría del Pueblo es parte de la Red de Lucha Contra la Trata y Tráfico de Personas que está conformada por la sociedad civil, y es parte del Consejo departamental de Lucha Contra la Trata y Tráfico de personas, que junto a otras instituciones somos llamados a poder efectuar la conformación de políticas y planes públicos de lucha frontal contra la trata y tráfico de personas.
Como Defensoría del Pueblo hemos evidenciado un posible hecho de trata y tráfico de personas en lo que vendría a ser la zafra en Bermejo, donde evidenciamos las condiciones laborales de los zafreros. Muchos de ellos adolescentes, hubieren sido traslados y seducidos con loables propuestas de trabajo y buenas remuneraciones, pero esto no se ha cumplido. Los encontramos en una forma de vulnerabilidad e indefensión total, en la cual se considera que estaban siendo víctimas de explotación.
Es uno de los hechos que de manera muy puntual, hemos evidenciado, esperamos que exista mayor control por parte del Ministerio de Trabajo, del Gobierno departamental y de los municipios con esta actividad bastante delicada como es la zafra, en la cual llegan personas de varios lugares para acceder a una actividad que muchas veces es bastante irregular e informal.
También se ha trabajado en la capacitación constante para identificar lo que podría ser la trata y tráfico de personas. Hemos hecho campañas de difusión de información en las terminales de buses y terminales aéreas, para hacer conocer a la población que tal vez está en total indefensión o inocencia al desconocer los mecanismos de captación de los tratantes.
Asimismo, estamos trabajando de manera activa en lo que hubiere sido la conformación de la Red de Lucha Contra la Trata y Tráfico de personas en Bermejo por ser una localidad fronteriza, al igual que con Migración y otras entidades que están potenciando la creación de los Complejos Multipropósitos en las fronteras, todo esto para reforzar el control.

EP: Otro sector vulnerable son los adultos mayores y las constantes denuncias del despojo de sus bienes ¿La Defensoría del Pueblo recibió denuncias sobre el tema?
CR: Evidentemente, hemos recibido denuncias y hemos evidenciado el hecho de que los adultos mayores, por su situación misma se encuentran en un estado de vulnerabilidad, muchos de ellos incluso se encuentran en una situación de indigencia, y las autoridades llamadas por ley no pueden hacer mucho porque ellos se niegan a ser acogidos por los hogares, para darles asistencia.
Han salido de sus casas quizá por cierto maltrato que existe de parte de algún familiar o situaciones bastante incomprensibles, sin embargo lo que se hace como Defensoría del Pueblo es reportar el caso a la Oficina del Adulto Mayor para que esta repartición pueda hacer el seguimiento legal ante determinada situación, ya sea civil, penal o de otra índole. El objetivo es verificar que exista otro tipo de situación legal que deba definirse.
Finalmente es asistencia Social del Servicio Departamental de Gestión Social (SEDEGES) que verifica la posibilidad de internación en caso de que no existan familiares u otro tipo de respaldo que tenga el adulto mayor para poder finalmente viabilizar la atención en las áreas de salud, social y económica.
Evidentemente, los adultos mayores son sujeto de bastantes abusos, también engaños muchas veces en el cobro de la renta dignidad y demás bonos. Pedimos a la población que denuncie este tipo de situaciones que son por demás conocidas.

“Existen sectores vulnerables que se encuentran en una suerte de olvido por parte de las instituciones, entre ellos la niñez, las personas de la tercera edad, las personas con discapacidad, los privados de libertad y las personas del área rural”

“La situación de salud es una de las más complejas en nuestro departamento, lastimosamente observamos que existe una falta de priorización de parte de los niveles de gobierno con los sectores más vulnerables”