Las Iglesias Evangélicas de Tarija se suman al pedido de las demás organizaciones que están en contra del Código Penal. Observan el artículo 88 en el inciso 11, que sanciona con cárcel a organizaciones, religiosas o de culto que recluten o priven de su libertad a personas.

Los representantes de las iglesias católica y evangélica solicitaron este martes la abrogación total del nuevo Código del Sistema Penal, tras considerar que atenta contra la familia, los derechos humanos  y los valores democráticos.

La Confederación de Trabajadores de la Prensa de Bolivia y las Asambleas de Dios de Bolivia que agrupa a varias iglesias cristianas, se declararon en estado de emergencia nacional por algunos artículos del Código de Sistema Penal que fueron identificados como atentatorios al ejercicio de su labor por la ambigüedad e impresión de sus contenidos.

Últimamente la dirección de Medio Ambiente del Gobierno Municipal recibió denuncias contra las iglesias evangélicas y los gimnasios porque emiten la música con un volumen alto, lo que incomoda a los vecinos, por lo que se realizarán operativos sorpresa, anunció su responsable Sadot Torrejón.