Desde la gestión 2015, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) Tarija realizó un total de ocho auditorías externas a médicos que fueron acusados por hechos de negligencia médica o mala praxis. El último caso se dio la pasada semana, cuando familiares de un niño de ocho meses denunciaron a una funcionaria por el delito antes mencionado. Supuestamente, el infante perdió la vida luego de extraerle de sangre de una vena central de la región del cuello.

Lo más leído hoy