El ministro de Desarrollo Productivo, Eugenio Rojas, negó este viernes que en el proyecto de Ley de Asignación Competencial para la Comercialización de Mercancías Usadas, se disponga el decomiso de ropa usada a cargo de las alcaldías, tal como fue entendido por los comerciantes que protagonizaron movilizaciones logrando frenar la ley la Asamblea Legislativa.

La dirigente nacional de los comerciantes de ropa usada, Elizabet Verastegui, informó que en ampliado de emergencia realizado en Oruro determinó dar plazo al Gobierno hasta el viernes, para reiniciar el diálogo en las mesas de trabajo que fueron suspendidas.

El negocio de la venta de ropa usada en Tarija se incrementó en estos últimos años, de tal manera que cada día de la semana existe una feria establecida en uno o más barrios de la ciudad. A ello se suman las tiendas o shoppings permanentes ubicadas en el centro de la ciudad.

Los comerciantes de ropa usada de Tarija, la mañana del lunes, protagonizaron una marcha y un mitin frente a la plaza Luís de Fuentes y Vargas. 

El presidente de la Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype), Humberto Valdivieso, pidió el lunes una reunión con el presidente Evo Morales para tratar el contrabando y la restauración del tratamiento del proyecto de ley de asignación de competencias a las alcaldías para el control de la venta de ropa usada.

 

El control de la venta de ropa usada, que es considerada ilegal en el territorio nacional, se intensifica en Tarija. Así quedó demostrado la tarde de este lunes cuando la Aduana Nacional y otras instituciones relacionadas realizaron un operativo por el centro de la ciudad para decomisar esta mercancía de dos tiendas ubicadas en inmediaciones de la calle Suipacha.

Ante la intensificación de controles y comisos que realiza la Aduana Nacional para evitar el ingreso de ropa usada al país, 

El Ministerio de Desarrollo Productivo y los dirigentes de los comercializadores de ropa usa, acordaron abrir un proceso de investigación, al destino de 80 millones de bolivianos utilizados en 2007, para financiar un plan de reconversión productiva que fracasó, en su intento de fomentar la producción nacional y luchar contra la ropa usada.

La representante de los vendedores de ropa usada, Elizabeth Verástegui, informó el lunes que ese sector demanda la elaboración de un nuevo proyecto de ley para el control de esa mercadería, norma que beneficie también a la industria nacional.

Los comerciantes de ropa usada  en la ciudad de Tarija, luego de una bulliciosa marcha este viernes 21 de abril,