Viernes, 17 Noviembre 2017

Estrategia de EEUU contra las drogas fracasó

Escrito por  La Paz/PL Mar 20, 2017

El ministro boliviano de Gobierno, Carlos Romero, ratificó ayer que la estrategia estadounidense de lucha contra las drogas fracasó, pues en dos años aumentaron en casi 40 millones los consumidores de estas sustancias en el mundo.

La ‘guerra’ de ese país se basaba en la ‘violencia y la militarización’, lo cual causó en los últimos 10 años un saldo de 20 mil víctimas en Colombia, y en México alrededor de 50 mil, ejemplificó el titular en declaraciones a la Red Patria Nueva.
Romero destacó los avances de Bolivia en este sentido y se refirió a la presentación de la nueva Ley de Sustancias Controladas esta semana en las sesiones de la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas en Viena.
Esta norma autoriza las escuchas telefónicas y la creación de jueces y fiscales para atender delitos relacionados con estas sustancias.
Además, plantea la posibilidad de beneficiar con un cinco por ciento del valor de lo incautado a las personas que faciliten información importante y de ayuda para desarticular bandas que se dediquen a estas actividades.
También incluye en sus anexos cinco listas de narcóticos prohibidos en las convenciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU).
El ministro recordó que, contrario a los comentarios de sectores de la oposición, con la nueva Ley de la hoja de coca Bolivia no aumentó las áreas para el cultivo de esa planta.
La normativa autoriza hasta 22 mil hectáreas, 14 mil 300 en la zona de los Yungas en La Paz y siete mil en el trópico de Cochabamba.
Este nuevo precepto reconoce, además, que en su estado natural la hoja de coca no es droga y prevé el control estatal a la cadena de producción, comercialización, transporte, industrialización, exportación y apoyo a los cosechadores.
Asimismo, garantiza de por vida la siembra de la planta para su uso en el consumo tradicional y con fines medicinales.
Según el último informe de la ONU contra la Droga y el Delito, Bolivia es la nación suramericana con menor área dedicada al cultivo de coca, con 20 mil 200 hectáreas cuantificadas en 2015.
Romero resaltó el éxito de la VII Cumbre de Seguridad Ciudadana, en la cual confirmaron que el país está libre de cárteles de droga y no es consumidor ni productor de cocaína, solo es un territorio de tránsito ilegal fundamentalmente hacia países de Europa.
En esta séptima cita se aprobaron leyes como la de Seguridad Vial, cambios al estatuto 259 de Control de Expendio y Consumo de Bebidas Alcohólicas, y se reactivó el plan contra pandillas juveniles, señaló.
Además, se debatieron los esfuerzos del gobierno para fortalecer el aparato policial con tecnología de punta como el centro nacional de monitoreo del transporte en La Paz y la instalación de dos mil 171 cámaras de vigilancia.
Antes de la presidencia de Evo Morales solo se asignaban alrededor de un millón de dólares para los implementos policiales, ahora el monto supera los cinco millones, apuntó.

Lo más leído hoy