Ministra Campero y presidente de los médicos Aníbal Burgos Ministra Campero y presidente de los médicos Aníbal Burgos

Salud y médicos no ceden y radicalizan condicionamientos

Escrito por  ERBOL May 18, 2017

El Ministerio de Salud y el Colegio Médico de Bolivia no ceden en sus posiciones y ambos se pusieron condiciones para reinstalar  la mesa de diálogo, mientras continúa el paro de 48 horas que se cumple este jueves.

 

La titular de Salud, Ariana Campero, envió en las últimas horas una carta en la que ofrece retomar las conversaciones y al mismo tiempo señala que la medida de presión, a través del paro, constituye “un atentado contra un derecho fundamental garantizado en la Constitución Política del Estado”.

Campero dijo que la Reglamento a los decretos sobre la libre afiliación y las atribuciones de la Autoridad de Fiscalización y Control de Salud, seguirá siendo consensuada con los médicos, pero ningún decreto será revisado, así como el que anula el pago del certificado médico, fijando la certificación médica gratuita.

Aseguró que al haberse declarado ilegal el paro, se aplicará el descuento a los médicos que hayan acatado el paro en el eje troncal, aunque afirmó que en otras ciudades y provincias la medida de presión no fue cumplida.

El presidente del Colegio Médico de Bolivia, Aníbal Cruz, dijo en conferencia de prensa que la base para el diálogo es la abrogación del decreto 3091 y 3092 porque ambas disposiciones vulneran la Constitución Política del Estado, por tanto, no se puede trabajar en la reglamentación.

Precisó que decreto supremo 3091 viola el artículo 12 de la Constitución que indica que ninguna autoridad puede concentrar para sí todos los poderes:  Ser fiscalizador, normador y sancionador, es decir, juez y parte, dejando en indefensión a la población.

También la viola la Ley Marco de Autonomías porque vulnera las competencias de municipios y gobernaciones y no puede ser que supla las funciones de la Contraloría, entregando las facultades de fiscalización a  la Autoridad de Salud.