Jueves, 19 Octubre 2017

Cáritas critica consulta que se hizo en el TIPNIS

Escrito por  La Paz / Agencias Ago 12, 2017

Respecto a la polémica por la carretera por el TIPNIS, la Pastoral Social Cáritas pidió que se estable un diálogo sincero con los habitantes de este territorio, debido a que la consulta que se hizo a los indígenas no cumplió las condiciones de temporalidad e información, pero además planteó una “falsa disyuntiva”.

La Asamblea Legislativa ya aprobó una ley para anular la intangibilidad del TIPNIS y dar luz verde a la construcción de una carretera en este territorio. Para impulsar la norma, el MAS argumentó que se hizo una consulta a 69 comunidades del TIPNIS, de las cuales 57 aceptaron levantar la intangibilidad.
Cáritas recordó que en 2012 hizo una visita al TIPNIS y pudo establecer que esa consulta no se ajusta al estándar de previa, puesto que se hizo después de que las obras de la carretera iniciaron. También observó que no fue informada, porque no se dotó a los indígenas datos sobre los impactos ambientales, sociales, económicos y culturales.    
Asimismo, la Pastoral aseveró que 30 de 35 comunidades que visitó rechazaron una carretera por medio del TIPNIS, y que la consulta se presentó una disyuntiva “intangibilidad o desarrollo”, como si la intangibilidad fuera imposibilidad de usar los recursos naturales para la subsistencia.
“No es aceptable que se busquen cambiar estas decisiones, dividiendo a sus organizaciones o entablando falsas disyuntivas (intangibilidad vs. desarrollo) y asumiendo una actitud arbitraria que va en contra de la voluntad de estos pueblos”, dice el manifestó de Cáritas.
Ante los defectos observados en la consulta, la entidad pastoral señaló que “es necesario un diálogo sincero y transparente con los habitantes del TIPNIS, involucrando a sus organizaciones legítimas en la búsqueda de su desarrollo, tal cual ellos lo conciben, es decir integrado a su hábitat”.

Distancia y falta de vías
El médico Luis Ramos Huaylla, que trabaja varios años en el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), informó que el gran problema para dotar de salud a los pobladores de esa región es la distancia que se debe recorrer entre el centro médico y las áreas donde viven los indígenas, y la falta de vías para llegar a esas poblaciones.
Ramos Huaylla recordó que decidió trabajar en el TIPNIS después de su experiencia en Perú, Italia, Argentina, España, Suiza y, sobre todo, en el norte de África, región a la que dijo se parece mucho el TIPNIS, por la pobreza y porque los habitantes no tienen acceso a los servicios básicos mínimos.
“Después de ver la pobreza en África quise estudiar medicina, con el pasar de los años vi la vida en el TIPNIS y observe una África boliviana...nunca vi una población tan pobre en mi país, porque la mayoría de los bolivianos tienen mínimo los servicios básicos”, remarcó.
Explicó que para arribar al único centro de salud de Oromomo, una persona tiene que trasladarse al menos 10 días en canoa, con motor fuera de borda, porque utilizar una avioneta cuesta entre 3.500 y 4.500 bolivianos, presupuesto que los indígenas no pueden pagar.
“La comunidad más cercana al centro de salud se encuentra a seis horas de viaje en canoa, por tanto, cuando un médico quiere visitar a todas las comunidades debe planificar más de dos semanas de ausencia de su consultorio”, complementó.
Precisó que las enfermedades endémicas que castigan a los indígenas del TIPNIS son la leishmaniasis, tuberculosis, parasitosis y  anemia.
Contó que a falta de centros de salud adecuados, algunos indígenas utilizan “fierro caliente” para tratar de curar la leishmaniasis, una enfermedad que afecta la piel generando llagas.
“Los chimanes, yuracarés y mojeños trinitarios cuando no encontraban asistencia médica quemaban la herida con fierro caliente, pero al final no se curaba la lesión y continuaba el parásito en la sangre”, subrayó ante los medios de comunicación y trabajadores de prensa.