Gobierno analiza presentar querella contra el “Mallku”

Escrito por  La Paz / ABI Sep 14, 2017

El viceministro de Transportes, Galo Bonifaz, informó el miércoles que se analiza la presentación de una querella penal contra el dirigente Felipe Quispe, ‘Mallku”, debido a que promueve el bloqueo de los pobladores de Achacachi, en la carretera hacia Copacabana, que ocasionó hasta la fecha más de medio millón de bolivianos en pérdidas para el Estado boliviano por el impago de peajes.

“Lo que el viceministerio está analizando es querellarse también contra aquellos dirigentes por daños y perjuicios contra el Estado, no es posible que hoy en día tengamos la caseta del peaje deteriorada, que hasta el momento son más de medio millón de bolivianos que el Estado no está percibiendo por estos paros”, dijo a los periodistas.
Bonifaz manifestó que las pérdidas que se reportan por el impago de peajes es un daño económico al Estado boliviano y “alguien debe responder” por esa situación, en este caso, el impulsor de los bloqueos.
El Viceministro de Transportes dijo que la Confederación de Choferes de Bolivia pidió que se inicie una querella contra los dirigentes que mantienen el bloqueo, tomando en cuenta que, a falta de recursos por peajes, también el mantenimiento de los caminos se verá afectado.
“Cada día que no cobramos peajes es un perjuicio, y si no se cobra peaje no hay mantenimiento y ellos (los choferes) nos han solicitado que nos querellemos como Viceministerio de Transportes”, agregó.
El conflicto de Achacachi se trasladó a las carreteras y actualmente mantiene bloqueada la ruta hacia Copacabana, en demanda de la destitución del alcalde Edgar Ramos y la liberación de dirigentes procesados presuntamente por alentar una ola de protestas, saqueos y quemas de bienes públicos y privados en febrero de este año en ese municipio.

Secuestro a Poncho Rojo
El dirigente Modesto Clares, de la organización campesina Ponchos Rojos, negó el miércoles que fue secuestrado por un grupo de bloqueadores de Achacachi, pero su hija ratificó que su padre fue raptado el martes en El Alto y que permanece contra su voluntad en la movilización de grupos que exigen la renuncia del alcalde Edgar Ramos.
“Salí ayer de mi casa a comprar y como no me he reportado (...), yo estoy tranquilo, tal vez habido mala información, pero aclaro que yo estoy asumiendo el bloqueo con mi gente (...). No estoy secuestrado”,  declaró Clares a Radio Compañera.
Horas antes, la Defensoría del Pueblo informó que Clares fue secuestrado el martes por la tarde en El Alto y entregado a un grupo movilizado de vecinos y cívicos de Achacachi que bloquea la carretera La Paz-Copacabana.
“La hija de Clares informa que su padre se encontraría golpeado y se habría verificado que en un punto de bloqueo, al interior de un vehículo tipo minibús marca King Long, sin placa de control, Clares fue maniatado en calidad de rehén”, reportó la Defensoría del Pueblo.
Más tarde, Wendy Clares, hija del dirigente campesino, ratificó que su padre fue tomado como un rehén después que los Ponchos Rojos, que representan a las comunidades campesinas de Achacachi y de la provincia Omasuyos de La Paz, censuraron el carácter político de la movilización.
“Personas que lo han visto está golpeado, está maniatado y está encerrado en un minibús me dijeron”, declaró también a Radio Compañera e insistió que a su padre “lo agarraron en La Ceja un tumulto de personas, lo metieron a la fuerza” a un vehículo.
Wendy aclaró que aún no logró conversar con su padre y dijo que no sabe si él fue presionado para negar su secuestro en sus últimas declaraciones.
“El personal de Inteligencia de la Policía me dijo esta mañana que está vivo, pero todo golpeado”, agregó.
Más temprano, Pedro Lucana, otro dirigente de los Ponchos Rojos, declaró a los periodistas que Claure fue secuestrado.
“Han detenido a Modesto Clares, masacrando, torturando vivo mismo, incluso indicando que lo van a quemar vivo.”, explicó.

Lo más leído hoy