Miércoles, 22 Noviembre 2017

Repsol Bolivia asegura que sólo genera ganancias en Margarita

Escrito por  Redacción Central/El País eN Nov 11, 2017

En una amplia entrevista concedido por el gerente de Comunicación y Relación Exterior de Repsol Bolivia, Mauricio Mariaca, a la Agencia de Noticias Fides (ANF) el vocero de la multinacional española criticó el sistema de explotación boliviano y aseguró que todo el riesgo se asume por parte de la empresa tanto en la exploración como en la explotación. En ese sentido indicó que sólo el megacampo Margarita – Huacaya permite sostener las inversiones en el resto.

“Me animaré a decir que tenemos una serie de contratos de operación; el más conocido es el de Caipipendi donde están los campos de Margarita y Huacaya que alcanzan a garantizar ganancias entre YPFB y Repsol, o el titular del contrato, pero con el resto de contratos no llegamos a la valorización de hidrocarburos, no compensamos los costos, la pérdida la asume la empresa. Es decir que solo se distribuye ganancias y no pérdidas”, señaló Mariaca a ANF.
De acuerdo al reporte de la página web de Repsol, la multinacional española tenía a 31 de diciembre de 2016 “derechos mineros sobre 31 bloques situados en las cuencas de Beni, Pie de Monte, Subandino Sur y Subandino Norte: 6 de exploración –con una superficie neta de 2.294 km2 y 26 bloques de producción/desarrollo, con un área neta de 1.552 km2”.
La producción de Repsol se concentró fundamentalmente en el bloque Margarita-Huacaya (operado por Repsol), San Alberto y San Antonio (participados por Andina y operados por Petrobras) y Yapacani y Río Grande (operados por Andina donde Repsol tiene un 48,33% de participación). El dato sería revelador de la situación del resto de campos.

Un modelo en discusión
Entre 2007 a 2015, la valorización de los hidrocarburos entregados por Repsol fue de 38.000 millones de dólares, mientras que los costos recuperables llegaron a 6.000 millones de dólares.
Mariaca cuestionó dos aspectos de la regulación boliviana, el riesgo en la exploración y los costos recuperables. El ejecutivo dijo que para el caso boliviano, donde rige el contrato de servicios de riesgo, el riesgo exploratorio recae únicamente para el lado del privado, pues si es que existe descubrimiento de hidrocarburos, empieza a funcionar el modelo de contrato de renta compartida, pero si no existe el descubrimiento, ahí termina la relación. “El riesgo lo asume el privado”, remarcó.
Desde esa óptica, las empresas tratan de justificar los escasos resultados en exploración en el último periodo, lo que ha generado dudas sobre las reservas. El Estado boliviano, que no se plantea obligar a mecanismos de exploración obligatoria, sí ha ideado un esquema de incentivos que, por el momento, tampoco está dando resultados. Marica reconoció en ese contexto que es más rentable dedicarse a explotar campos ya descubiertos en el que se reconocen costos recuperables y no aventurarse en terrenos desconocidos.
Repsol ha iniciado exploración en Boyuy, al sur de Margarita y tiene previsto invertir también en Boicobo, al norte. Repsol también ha solicitado quedarse con el área Iñiguazú, ya explorada por Petróleos de Venezuela y devuelta con toda su información a YPFB.
El esquema de contratos de operación y servicios ha quedado desvirtuado por la debilidad sistemática de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, que a once años de la nacionalización sigue sin tener la fortaleza institucional ni los medios para liderar la cadena total de los hidrocarburos, incluida la exploración.

Críticas a costos recuperables
Desde diferentes foros se ha criticado el mecanismo de Costos Recuperables diseñado en Bolivia para reembolsar diferentes gastos de inversión y otros que las petroleras hacen en el país.
Pese a la obligación de reportar, YPFB no cumple con ese requisito pues las auditorías se cuelgan en la web con mucho retraso y con el mínimo detalle. Las denuncias sobre gastos inexistentes, inflados o particularmente excéntricos han sido recurrentes.
“Los costos recuperables han estado en el orden de 6.000 millones de dólares en este periodo (2007-2015), y a partir de ahí se tiene la ganancia a distribuir entre el titular y YPFB que fue de 12.000 millones de dólares; se ha distribuido 5.000 millones de dólares para YPFB y 7 mil millones de dólares para los titulares, y de la participación del titular entre impuestos, patentes y otro tipo de erogaciones se llegó a 4.500 millones de dólares”, explicó Mariaca.

Repsol, socio predilecto del Gobierno

A pesar de las críticas vertidas por el Gerente de Comunicación de Repsol Bolivia, Mauricio Mariaca, sobre el modelo de gestión, Repsol es uno de los socios preferentes de YPFB y el Gobierno. Recientemente se ha ampliado sin mayores contratiempos el contrato de explotación en Caipipendi por 15 años más a pesar de tener prácticamente amortizadas todas las inversiones, por lo que en el caso de retornar a YPFB lo hará al final de su vida útil.
Repsol también ha pedido el área de Iñiguazú}, un área al sur de Margarita ya explorado por PDVSA, que dejó los resultados en manos de YPFB al irse del país por sus problemas particulares. YPFB sigue sin poder ejercer la soberanía.

Lo más leído hoy

Nov 22, 2017 221

Sujeto de 51 embarazó a su pareja de 13 años

in Crónica
Nov 22, 2017 211

YPFB entrega a Petrobras la exploración en Tariquía

in Política y Economía
Nov 22, 2017 205

Crisis en Tarija: MAS y CC rechazan Ley del fideicomiso

in Política y Economía
Nov 22, 2017 172

Bolivia busca inversiones en el FPEG para seguir exportando

in Política y Economía