Gonzales y Montaño son ratificados en sus puestos

Escrito por  La Paz / ANF Ene 19, 2018

En el MAS tres bancadas apuntaron a la renovación de los presidentes, mientras seis respaldaron la continuidad de José Alberto Gonzales y Gabriela Montaño, que se mantendrán en las presidencias del Senado y de Diputados.

Las bancadas de Potosí, Chuquisaca y La Paz son las que buscaban la renovación en las presidencias del Senado y de Diputados, pero ganó la corriente de la continuidad, lo que significa que nuevamente Montaño y Gonzales permanecerán en las presidencias para la legislatura 2018-2019.
“Todos los departamentos tienen derecho a sugerir. Sugirieron a Borda y Zavaleta, pero en reunión de bancada han solucionado el tema y han ratificado por el trabajo de gestión de ambos presidentes”, declaró el diputado Édgar Montaño.
La bancada de Potosí planteó a Víctor Borda y La Paz a Javier Zavaleta para la presidencia. La diputada Mireya Montaño informó a ANF que la tarde de este jueves se analizará el tema y sugerirán el nombre de su candidato.
Aunque en el MAS ya dieron por resuelto el tema, David Ramos ratificado en la jefatura nacional del MAS dijo que “son propuestas, las que se analizarán” en la bancada del partido gobernante, con el objetivo de lograr consensos.
“La mayor parte de las bancadas departamentales han apoyado la continuidad y en base a ello se ha tomado la decisión”, sostuvo el diputado Borda, quien aseguró que estas dos posiciones no generan ninguna “tensión” porque la mayoría respaldó la continuidad.

Senado
El senador Omar Aguilar informó que Lineth Guzmán ocupará la primera vicepresidencia, Efraín Chambi la primera secretaría y Adela Cusi ocupará la tercera secretaría. Afirmó que en la bancada del MAS en la Cámara Alta hubo pleno consenso para ratificar a Gonzales y conformar la directiva.
Los legisladores están a la espera que la oposición pueda elegir a sus jefes de bancada y la composición en las directivas de ambas cámaras legislativas.

“golpe de timón”
En la Asamblea Legislativa surgieron voces del oficialismo que proponen un “golpe de timón” a la gestión de Gobierno y hacer cambios en el Gabinete de Ministros, priorizando el enfoque político para encarar un año electoral adelantado.
Las evaluaciones pusieron una calificación en negativo a los ministerios de Salud por el conflicto médico; Trabajo por no haber preservado las relaciones con la Central Obrera Boliviana; Minería debido al permanente conflicto con las cooperativas; Obras Públicas porque no observan resultados y Economía porque no genera confianza en sectores parlamentarios.
El diputado potosino Víctor Borda (MAS) dijo que el Ejecutivo necesita ministros técnicos, pero sobre todo políticos para confrontar este año que va a ser conflictivo por el tema eleccionario y sugirió ajustes al área social, donde los ministros no han estado certeros en sus criterios y opiniones, más que todo por falta de acercamiento con la población.
En su criterio, algunos deberían ser cambiados pensando que la derecha intentará levantar una ola de conflictos. “Me gustaría que retorne Luis Arce al Ministerio de Economía que demostró capacidad técnica, es un criterio personal; y también que vuelva Juan Ramón Quintana que demostró capacidad en el conflicto del agua en La Paz”.
Por su lado el diputado Edgar Montaño (MAS) dijo que se adelantó el año electoralmente y el lineamiento del Gabinete debería ser político para que pueda trabajar con mucha solvencia y atender a los sectores sociales, aunque cree que es prematuro hablar de cambios, considerando la facultad del Presidente para escoger a sus colaboradores.
Desde la perspectiva del diputado Henry Cabrera (MAS), deberían cambiarse 5 a 7 ministros “que se aplazaron” porque cumplieron sus labores entre cuatro paredes, a diferencia de otros que coordinaron “muy bien su trabajo”, entidades llevando con insumos al sector agropecuario.