Comerciantes de Tarija realizaron un reclamo por la presencia de vendedores que llegaron del norte del país para instalar ferias itinerantes, en la ciudad de Tarija y poblaciones de los municipios vecinos. Aseguran que se trata de una competencia desleal que implica la fuga de los recursos económicos locales, en detrimento de la economía del sector tarijeño.

La Federación de Gremiales de San José de Pocitos del municipio de Yacuiba en la Región Autónoma del Chaco, ingresaron en estado de emergencia tras conocer que la Aduana Nacional junto a las autoridades municipales, buscan reubicar la feria de los fines de semana que se organiza en el puente internacional con la República Argentina a otro lugar de la ciudad.

Exigen la actualización de los valores de régimen simplificado y el cambio de la Ley 2492.

Decenas de afiliados a la Confederación Nacional de Gremiales de Bolivia marchan por la carretera La Paz-Oruro con el objetivo de llegar a la sede de Gobierno el próximo lunes, en demanda de la actualización de los valores de régimen simplificado y el cambio de la Ley 2492.

La secretaria de Desarrollo Productivo de la Alcaldía de Tarija, María Bautista, informó que los primeros días de diciembre se prevé el ingreso de los comerciantes a la nueva infraestructura del mercado Central, para lo cual esa instancia municipal lleva adelante reuniones con los locatarios a fin de buscar consensos sobre el pago por el uso de los puestos de venta.

Al menos 2.000 comerciantes de distintos departamentos del país se alistan para protagonizar una movilización desde la población de Patacamaya hasta la ciudad de La Paz, informó a ANF el secretario de relaciones de la Confederación Nacional de Gremiales de Bolivia, César Gonzales.

El conflicto por el costo de los puestos del nuevo mercado Central de Tarija retrasa el ingreso de los gremiales a esa infraestructura, que prácticamente está concluida. Éstos quieren pagar dos bolivianos como canchaje diario por cada espacio, pero el Gobierno Municipal de Cercado exige entre 300 y 700 bolivianos mensuales por el alquiler, ya que se utilizarán predios municipales. Unos 400 comerciantes deben reingresar a ese centro de abasto.

Debido al incremento de comerciantes informales y el caos vehicular en la zona del Mercado Campesino, la Federación de Gremiales busca realizar un reordenamiento para mejorar la transitabilidad. En ese entendido ubicarán en nuevos espacios a los vendedores.

Los gremiales del mercado Central no aceptarán firmar un contrato de alquiler por los puestos de ventas en la nueva infraestructura, tal como plantea el Gobierno Municipal de Cercado. Temen que si aceptan no habrá una estabilidad laboral para los vendedores, en ese marco sugieren la firma de un convenio. Así lo manifestó la ejecutiva de la Federación Departamental de Gremiales, Adriana Romero.

La poca afluencia de vendedores como de compradores en los nuevos mercados de los barrios de la periferia, generó en el sector de gremiales la demanda de establecer ferias en esos ambientes. Con ello pretenden dinamizar la zona y lograr un movimiento económico.

Lo más leído hoy