Autoridades nacionales, departamentales y locales rindieron tributo a primera hora del domingo al 208 aniversario de la revolución de La Paz, en la Plaza de Armas, a cuyos costados se yerguen los poderes públicos de Bolivia.