Lunes, 20 Noviembre 2017

Presentan dos filmes para promover la No Violencia

Escrito por  REDACCIÓN CENTRAL/EL PAÍS EN Dic 06, 2016

Tarija tendrá esta semana la oportunidad de disfrutar de un buen cine. A iniciativa del Movimiento Humanista y la organización Mundo Sin Guerras, dos películas galardonadas en el Festival Internacional de Cine para la No-Violencia Activa (FICNOVA),

con sede en Madrid, se presentarán el 7 y 8 diciembre en la Casa de la Cultura. La exhibición de los filmes será a partir de las 19.30, el ingreso será gratuito.
El miércoles 7 se presentará el filme denominado “En la casa, la cama y la calle”, dirigida por Liz Miller. Este cortometraje aborda una temática presente en muchos países, y de modo particularmente dramático, en Bolivia y Tarija: La violencia contra las mujeres y la trata y tráfico de personas
Es desde Nicaragua que llega este filme realista y apasionante. El documental muestra cómo Puntos de Encuentro, una organización de mujeres, trabaja para promover los derechos de las mujeres y erradicar la violencia sexual a través de una creativa mezcla de medios masivos de comunicación y la movilización social. Puntos de Encuentro produce un drama televisivo llamado Contracorriente, que es transmitido en la televisión comercial, llegando a millones de televidentes en media docena de países de Centroamérica y el Caribe, y se ha convertido en pieza central de una campaña para prevenir la creciente explotación sexual y el tráfico de personas.
El jueves 8 se presentará “Balkan Blues”, dirigida por Lucio de Candia. Este cortometraje (35 minutos) tiene como escenario a la antigua Yugoeslavia, país en el cual se produjo la llamada Guerra de los Balcanes donde grupos étnicos y religiosos, como ser albaneses, bosnios, croatas, serbios, que por siglos convivieron en paz, se enfrentaron entre sí con una crueldad pocas veces vista, bajo la consigna de la “limpieza étnica”, provocando que varios de sus líderes tengan que ser procesados en la Haya por crímenes contra la Humanidad.
“Balkan Blues” fue filmado con el objetivo de demostrar de que en medio de un periodo en el cual el radicalismo étnico-religioso impulsa a realizar actos violentos y racistas, el lenguaje universal de la música puede promover la paz, la tolerancia y la armonía entre personas de diversas creencias religiosas y de diferentes culturas.  Por ello el principal protagonista del filme es una banda multiétnica de música, fundada después de haber finalizado la guerra en Yugoeslavia.
Más allá de apreciar buen cine, la iniciativa tiene el propósito de abrir el dialogo sobre modos de abordar la creciente violencia que sacude el planeta entero. Por ello, al finalizar la exhibición de las películas, habrá un breve espacio dedicado a este objetivo.