Una lección para tomar en cuenta y que nunca mas se repita (parte II)

Escrito por  Cnl. DESP. Rommel César Raña Pommiér Feb 14, 2018

La labor de la Policía a través de la FELCC y la Fiscalía permitió aprehender a los implicados en el hecho de sangre que consternó a la sociedad por su brutalidad.

Pero aún faltaba capturar al autor material del hecho, Eliot quien en fecha 5 de enero, el que hoy es considerado uno de los principales responsables huyó rumbo a Brasil junto a su pareja Priscila Ch. y su hijo. Priscila se entregó en Brasil, luego que uno de sus familiares la echara de su casa al enterarse de lo ocurrido en Bolivia y otro la convenciera de apersonarse al consulado boliviano para asumir su defensa.
Luego de hacer un análisis exhausto de las circunstancias, las principales causales que dieron lugar al hecho son:
• Entablar conversación y amistad con personas desconocidas y aceptar invitaciones para continuar la juerga en horas de la mañana en un domicilio ajeno y desconocido y el compartir bebidas alcohólicas con los que terminaron siendo sus asesinos.
• Consumir bebidas alcohólicas en exceso, hasta perder la consciencia y el sentido y mucho peor con personas ajenas y desconocidas.
• Frecuentar discotecas, bares y/o cantinas de dudosa reputación y en zonas rojas o peligrosas, las que no brindan seguridad para sus clientes.
• La falta de valores morales de parte de los agresores que luego de vejar sexualmente a la muchacha, optan por quitar la vida a su pareja y luego a ella, para entre comillas ocultar el hecho, haciendo uso de fierros y cinturones para consumar el hecho (llegando a tener personalidades psicopáticas), queriendo desviar la investigación.
Esta lección no quisiera se repita en nuestra ciudad, por eso con todo respeto me permito distinguido lector (a) en su consideración un hecho real que aconteció en otra ciudad pero como familia debemos tomar muy en cuenta.