Miércoles, 22 Noviembre 2017

El incendio ya ha sido controlado en un 80%

Escrito por  El País Ago 13, 2017

Tras una jornada de trabajo, de voluntarios y especialistas, la Gobernación del departamento de Tarija reportó que el incendio en la Cordillera de Sama fue controlado hasta en un 80 por ciento, esto gracias al apoyo del Gobierno nacional, instituciones, voluntarios locales, nacionales y del exterior del país que se movilizaron desde tempranas horas de la mañana del sábado 12 de agosto.

El reporte fue dado a conocer por el secretario de Gestión Institucional de la Gobernación, Rubén Ardaya, quien dirige el centro de operaciones. Explicó que el fuego en la zona de San Pedro de Sola, Guerra Huayco, Turumayo, Lazareto y Tolomosa sólo fue controlado hasta un 80 por ciento debido a que aumentó la velocidad de los vientos de 22 a 60 kilómetros por hora durante toda la tarde del sábado.
Reportó también que se registraron ocho personas heridas con quemaduras leves, dos personas desaparecidas del SAR de Cochabamba y las dos personas que perdieron la vida en la zona de Guerra Huayco el pasado viernes.
Por seguridad durante la noche se determinó desplegar a los voluntarios que se sumaron al trabajo colectivo que tenía como objetivo apagar el fuego, para dejar las tareas de socorro a los 128 profesionales en rescate que llegaron del interior del país. Por su experiencia, ellos tenían más posibilidad de llegar a zonas alejadas.
Para ese trabajo se instalaron cinco campamentos, uno en cada comunidad afectada, con una ambulancia para cualquier emergencia y se reforzó el trabajo de salud con dos hospitales móviles para las atenciones médicas.

Coordinación
Un aspecto que llamó que la atención fue que la coordinación entre el Gobierno nacional y la Gobernación no fue la misma que la observada el viernes 11 de agosto.
Los ministros se desplazaron por su cuenta y realizaron tareas casi por separado. Incluso convocaron conferencias paralelas casi a la misma hora.
Un claro ejemplo fue cuando arribó el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, quien visitó la comunidad de Guerra Huayco e inspeccionó la zona de desastre. Allí la autoridad comprometió el apoyo del Gobierno nacional con cisternas, helicópteros y ayuda humanitaria hasta controlar y apagar el fuego dentro la reserva. Además anunció un plan de reforestación  en la Reserva Biológica de la Cordillera de Sama, con la finalidad de recuperar la flora y fauna que se perdió con  el incendio.
Sin embargo, García Linera se retiró del lugar momento antes que llegara que el gobernador, Adrián Oliva. Prácticamente se cruzaron pero no hablaron.
Durante la conferencia para evaluar la jornada de trabajo, Oliva no quiso referirse a si hubo o no coordinación con autoridades nacionales, consideró que no era el momento. Más al contrario, agradeció al Gobierno por el apoyo brindado. Así como destacó la ayuda enviada por los gobernadores de Santa Cruz, Chuquisaca y Potosí, por los gobiernos municipales de La Paz y Cochabamba, y por los aportes que enviaron las empresas Repsol y Petrobras.
“Gracias a todos los que han mostrado su solidaridad con Tarija”, recalcó.

Evo envió ministros a la zona de desastre

El presidente del Estado, Evo Morales, envió a los ministros de Medio Ambiente y Agua, Hidrocarburos, Salud y Defensa Civil a la ciudad de Tarija para que coadyuven en las tareas de sofocar el incendio que desde el miércoles 9 de agosto devora la Cordillera de Sama.
El ministro de Medio Ambiente y Agua, Carlos Ortuño, informó que junto sus técnicos visitó la zona de La Victoria y pudo verificar que las fuentes de agua no fueron “significativamente” afectadas por las cenizas emanadas del voraz incendio.
Mientras que el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, informó que el domingo se utilizará espuma y polvo químico para sofocar, en su totalidad, el incendio que arrasa en su cuarto día a la Cordillera de Sama y comunidades cercanas.
“Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos nos ha mandado seis cisternas y aproximadamente 100 mil litros de espuma, cada helicóptero tiene una capacidad de 500 a 600 litros de espuma, así que tenemos para muchísimos viajes el día de mañana”, dijo en conferencia de prensa.
Ya al final de la tarde, la ministra de Salud, Ariana Campero, anunció que se puso a disposición media tonelada de medicamentos por un valor de 160.000 bolivianos, para atender a las personas que presenten afecciones o cuadros inestables debido a la humareda provocada por el fuego.
Fuentes confiables de El País eN indicaron que las autoridades nacionales concluyeron molestas la conferencia de la prensa. “Nos vamos, porque aquí no nos quieren” habría sido el comentario de uno de los ministros antes de retirarse.