Sábado, 18 Noviembre 2017

Cande y Nilo, nuevos habitantes del parque Urbano

Escrito por  Redacción Central/El País eN Nov 14, 2017

El parque Urbano de Tarija tiene dos nuevos habitantes, Cande y Nilo, dos pumas llegados desde Yacuiba y que encontrarán en la instalación municipal unas condiciones más adecuadas a sus características ante los riesgos para su propia supervivencia de reincorporarlos a la vida silvestre luego de que unos cazadores mataran a su mamá.

Nilo y Cande apenas tienen tres meses de vida y los activistas de Yacuiba, con el apoyo de la veterinaria Arca de Noé, han logrado darle una nueva oportunidad a los pumas. SU historia es trágica, como tantas, pues su mamá fue asesinada por cazadores furtivos en el Chaco y ellos estuvieron a punto de ser vendidos como mascotas. Antes habían sido abandonados a su suerte, por lo que con probabilidad habrían sido presa de otros depredadores. Una campaña ciudadana logró el objetivo.
Nilo y Cande han llegado al Bioparque Urbano con buen estado de salud y con bastante curiosidad por su nueva residencia, esperamos que temporal.
El veterinario del Bioparque Urbano, Luis Morales, dijo que los pumas estarán ubicados en un ambiente de casi 500 metros cuadrados, que tiene dos jaulas individuales de manejo, tiene una madriguera central, una fuente de agua propia que es alimentada todos los días, cuenta con vegetación natural y donde la topografía del terreno es accidentada como ellos tenían en su hábitat natural.
El Parque Urbano de Tarija fue implementado en la zona de las Barrancas. A sus predios, de más de 13 hectáreas, fueron trasladados los más de 60 animales que vivían hacinados en sus jaulas del zoológico Óscar Alfaro. La mayoría se mantiene en cautividad, aunque con espacios más grandes, por sus probables dificultades de adaptación a la vida salvaje.