Doña Rosaly es auxiliada por personal de salud, el día de la gasificación. Doña Rosaly es auxiliada por personal de salud, el día de la gasificación. Foto: redes sociales

Víctima de desbloqueo en Pailas en situación crítica; enfermeras denuncian brutalidad policial

Escrito por  ANF Dic 31, 2017

Enfermeras denuncian abuso de la Fiscalía y violencia de la Policía contra ellas, durante el desbloqueo en Puerto Pailas el 28 de diciembre.

Rosaly Bello Canido, la mujer que fue víctima de la gasificación protagonizada por la Policía durante el violento desbloqueo del sector salud en la localidad de Pailas en el departamento de Santa Cruz ser encuentra internado y en estado crítico, según el reporte que los galenos les dieron a sus familiares. 
“Ella está en estado crítico, está delicada. Al principio nos dijeron que tenía una posibilidad de vida del 30%, luego del 20%, y ayer en la noche nos dijeron que tiene el 10%. Su corazón está latiendo, pero no vemos ninguna mejoría. Pedimos a Dios que ella se recupere”, afirmó a ANF Maribel Saucedo, cuñada de doña Rosaly.
Rosaly, de 60 años, está en terapia intensiva en el Hospital Japonés desde el 28 de diciembre, día en que se sufrió un derrame cerebral como consecuencia de una fuerte caída en medio de la gasificación.
Saucedo contó que el trágico día, Rosaly no quería salir de casa y fue a llamar a su esposo, Hipólito Gómez, para que no sufra ningún ataque. Un gas lacrimógeno llegó hasta el patio trasero, intentó salvarse, pero se cayó golpeándose fuertemente la cabeza. Los médicos la auxiliaron de inmediato, pero desde el día que ingresó no presentó mejoría.
Don Hipólito mantiene las esperanzas de la recuperación de su esposa. “No la vamos a desconectar (del oxígeno), no importa lo que se tenga que gastar, vamos a esperar que mejore, solo esperamos un milagro”, dijo a ANF.
Maribel admitió que la familia está muy consternada por lo ocurrido y que piden a Dios por la recuperación de su cuñada, mientras que los vecinos acuden al hospital para colaborar económicamente a la familia. “Aún no conocemos la cantidad de dinero que debemos, pero la gente nos ayuda con su granito de arena”, añadió.
Don Hipólito confesó que no cuenta con suficientes recursos económicos para querellarse contra la Policía por su accionar y el daño que le causaron a su esposa, además le recordó al ministro de Gobierno, Carlos Romero que no son políticos, por el contrario son gente humilde y que no está relacionada con el conflicto de los médicos.
Brutalidad de la Policía contra las enfermeras
 
El 28 de diciembre médicos y enfermeras de San Julián, Pailón y San José de Roboré reforzaron el bloqueo en Puerto Pialas, Santa Cruz. Sin embargo, varios policías llegaron y reprimieron con brutalidad a los bloqueadores, utilizaron agentes químicos que llegaron a domicilios particulares afectando a niños y personas de la tercera edad. 
Algunas enfermeras denunciaron a través de las redes sociales que fueron golpeadas con brutalidad, arrastradas y pateadas por efectivos policiales, y que la Fiscalía actuó de manera parcializada con las aprehendidas.
“Vi un gran movimiento de policías para reprimir la protesta. Muchos policías levantaron a una enfermera, la botaron al suelo, fue arrastrada y pateada, las marcas de las botas están impresas en su ropa blanca. La única defensa que tenía en la cartera era el gorrito de su hijo de tres meses”, denunció una de las enfermeras que estuvo el día de la represión, Maritza Peredo.
La profesional en salud cuestionó el actuar de la Fiscalía de Cotoca, debido a que otra de sus colegas fue arrestada y solo esperaba el informe de la Policía para ser liberada. Empero por órdenes superiores el caso fue trasladado a la Fiscalía de la ciudad de Santa Cruz, denunció también que se vulneró su derecho de dar de lactar a su bebé.
“Nos dijeron que en ocho horas sería liberada, otra falsedad, porque fue acusada de sedición y cautelada, ésta es nuestra policía que no captura delincuentes pero si detiene a profesionales que dedican su vida a brindar cuidados”, manifestó Peredo.