Micros insisten: no subirán por el “Mirador” del Campesino

Escrito por  YENNY ESCALANTE F./EL PAÍS EN Ene 19, 2018

Ya pasó un año y tres meses desde que se concluyó el paso a desnivel del mercado Campesino, más conocido como viaducto, pero hasta la fecha no cumple su objetivo: descongestionar el tráfico vehicular de la zona.

Sólo una línea es la que transita por allí todos los días: la “Ch”. Pero las demás se muestran renuentes a subir por esa infraestructura, a la que muchos llaman “mirador” o “pasarela”.
Para los choferes, el hecho de seguir su ruta por la avenida Froilán Tejerina y pasar por el viaducto significaría evitar la avenida Panamericana (tramo paralelo a la calle Comercio), y por ende no alzarían a los pasajeros que cómodamente esperan a lo largo de ese trecho.
El Gobierno Municipal de Cercado, en su ánimo de descongestionar, hizo unas modificaciones en las calles del adyacentes al mercado Campesino, pero aquello no tuvo un cambio significativo. El “eterno” paso en transporte por ese centro de abasto sigue siendo uno de los principales “dolores de cabeza” de los tarijeños.

Testimonio
“Para ir a la Universidad, tomo un micro del mercado de Abasto. Éste va por la Froilán Tejerina y en vez de que siga en línea recta hasta llegar al viaducto, se dobla por la calle Ernesto Trigo hasta llegar a la calle Timoteo Raña (zona Campesino), luego sigue recto hasta llegar a la avenida Panamericana, pasa por debajo del viaducto y va hasta los ‘carboneros’, gira esa rotonda y de nuevo pasa por debajo del viaducto para seguir su ruta. Eso demora por lo menos media hora”, relata Marcela, una estudiante universitaria.
Para evitar ese trayecto “moroso”, siempre decide bajar del micro en la calle Timoteo Raña esquina Panamericana y se pasa caminando a la calle del frente para tomar otro micro. “Me ahorro media hora, pero gasto doble pasaje”, lamenta.
Los pasajeros que viven por el Distrito 7, y que deben llegar al centro de la ciudad, sugieren que se creen dos paradas, una al principio del viaducto y otra cuando termina. Señalan que es necesario que las personas se eduquen y caminen “unos pasos” hasta las paradas y así también los micreros querrán usar esa obra.

Congestionamiento
El secretario general del Sindicato de Micros La Tablada, Jorge Gareca, explicó que la mayoría de las líneas deben llegar a la avenida Panamericana (la zona de las carboneras y el PAC) para recoger pasajeros.
“Es medio difícil utilizar el viaducto, esa calle antes de la Pantoja podría habilitarse para lograr un descongestionamiento. Está bien el viaducto pero los micros no lo vamos a poder utilizar”, afirmó.
Reiteró que la línea “Ch” es la que lo utiliza y con ello lograron aliviar algunas calles, sin embargo denunció que los comerciantes son quienes ahora se adueñaron de las rutas. “Los comerciantes salen a la calzada y no tiene parada la línea Ch. Eso vamos a charlar con Movilidad Urbana para que nos den una parada. Al no tener paradas nos obligan a frenar al centro (de la calle) y ahí empieza el embotellamiento”, dijo el dirigente.

Fejuve
El secretario de Prensa y Propaganda de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de Cercado, Edwin Arana, manifestó que el 2017 ya sugirieron al Gobierno Municipal que instale en la zona del mercado Campesino la señalización respectiva para conseguir que el transporte público utilice el viaducto.
Enviará una carta al Alcalde para nuevamente solicitarle aquello y que esa obra de magnitud no quede como un “elefante blanco”.

Análisis
Para el economista, José Luis Porcel, el viaducto “es un obra que no tiene sentido” ya que tuvo “mucha” inversión y no se solucionaron los problemas de congestionamiento en esa área.
En su momento dijo “los que han diseñado esa obra no han tenido el criterio mínimo de ver, primero el embellecimiento de la ciudad y segundo la factibilidad de descongestionamiento. En este momento el Campesino sigue igual que antes. Lo ideal hubiera sido un viaducto que salga a la avenida Integración y no a la misma avenida, eso hubiera sido en la práctica, más útil a la sociedad”.
Además enfatizó que es un riesgo que los micros pasen por ahí porque no cumplen con los requisitos de seguridad.

Fiscalización
El 2017 en reiteradas oportunidades el alcalde municipal de Cercado, Rodrigo Paz Pereira, aseguró que el viaducto debía auditarse, dio la instrucción, pero hasta el momento no se realiza porque antes de esa obra están en lista otras que también deben ser auditadas.
La gestión pasada la Unidad de Auditoría Interna informó que este 2018 iniciarán auditorías al viaducto y a la nueva Terminal de Buses.

 

el
apunte

El paso a
desnivel es
usado como
mirador

Mientras el sector del transporte público se niega a usar con frecuencia el paso a desnivel (viaducto), muchas personas llegan de distintos lugares para utilizar esa infraestructura como un mirador.
Los días sábado y domingos es cuando se registra mayor cantidad de visitantes, quienes se sientan en las “gruesas” barandas para observar el lugar. Por un lado, está el “poco atractivo” del movimiento comercial y por el otro, las casas particulares y parte del río Guadalquivir.
De alguna manera se les está dando una utilidad, pero no para la que fue construida una obra de tal magnitud, donde se utilizaron cerca de 17 millones de bolivianos.