Urgen a mejorar puestos del puente San Martín

Escrito por  CESIA ALARCÓN / EL PAÍS EN Feb 19, 2018

Los puestos de comida típica en el puente San Martín fueroncreados entre los años 1997 y 2000 y tenían la capacidad de albergar a 30 vendedoras, pero con el transcurso del tiempo, el lugar quedó pequeño para recibir a visitantes. Apenas recibió las refacciones necesarias a pesar, de ser un punto de alto tránsito. Desde hace varios años se maneja un proyecto que, por el momento, no se acaba de concretar.

“Siempre es bueno mejorar. Yo creo que cuidando la limpieza y quizá poniendo condiciones de salubridad como asegurar el estado de los alimentos antes de ser cocinados, ayudaría. Porque afecta la salud de turistas y si se enferman ya no recomiendan el lugar” menciona una visitante de la ciudad de La Paz.
Este lugar estratégico para las vendedoras y comensales en su momento, ahora requiere un cambio como lo sugiere un sondeo realizado a los consumidores del lugar, donde surgieron alternativas de mejora en cuanto a la atención recibida e infraestructura de este espacio.

Aumentar Espacio
El proyecto pensado para aplicarse a los puestos del puente San Martín, aún no llega a su culminación; al respecto elconcejal municipal de Cercado, Alan Echart, informó que se está trabajando para impulsar el proyecto y se culmine con su elaboración.
“Se espera que el proyecto se presente de manera oficial a las vendedoras y vecinos del barrio El Molino para incorporarlo al presupuesto del 2018”, mencionó añadiendo que el costo que conllevará este proyecto aún no es exacto.Describió, que el proyecto contempla el tema de parqueo para que no se vea perjudicado el libre tránsito en la Avenida Paz Estensoro y se prevea el no quitar los árboles que posee el lugar. Además de darle una estructura característica típica de la región.
La petición de diferentes vecinos de la ciudad de Tarija concuerdan que este lugar sitiado al lado del puente San Martin necesita una mejora, es así como manifiesta una vecina del barrio Senac, Cara Trujillo. “Tampoco queremos que sea como el mercado central porque se invierte mucho dinero, pero se puede aumentar el número de puestos, porque ahí, venden entre familia, en un puesto hay como tres que atienden al mismo tiempo y no se pueden mover entre ellas” afirmó.
Así también otra vecina del barrio IV Centenario, Karen Guevara contó su experiencia, “al comer ahí uno se siente aplastado; las veces que fui estoy comiendo apegada a otra persona, y así no da ganas de comer” acotó. Y como estas son diferentes las opiniones que sugieren un mejor servicio en este lugar, que paradójicamente resulta ser un foco turístico importante.

Luminarias y diseño para un servicio mejor

Los consumidores presentan dos alternativas para mejorar el servicio: Más iluminación y mejorar el diseño para albergar a la gente más cómodamente y así que el lugar pueda atraer a nuevos visitantes del interior del país, como menciona un visitante de Santa Cruz, Never Oropeza, “Deberían iluminar la parte de abajo para que sea como un patio de comidas, como en el cine. Con mesas y asientos libres; podrían crear empleos para jóvenes o adolescentes limpiando las mesas, concluyó.
Como también se consultó con viajantes de Cochabamba que consumían saice, plato típico de Tarija, quienes añadieron que se debería crear elementos ornamentales como adornos u objetos típicos del departamento, para reforzar el imaginario en los turistas de cómo es Tarija.
Asimismo vecinos de la zona sugirieron que se deberían instalar baños cómodos, cocinas empotrables y lavaplatos individuales. Tomando en cuenta el factor económico de las vendedoras, ya que se puede presentar oposición de su parte, analizando los utensilios que deberán implementar, “se elevaría el costo de los servicios que ofrecen” mencionó Ángela Mamani.
“A uno le gusta que el lugar esté abierto, se aprecia más”, mencionó una vecina del barrio Villa Fátima, afirmando que debería mantenerse cada puesto abierto para que la gente pueda asomarse y disfrutar de un buen servicio mejorando la atención con el reparto de fichas.
Y finalmente la petición de un estacionamiento amplio, ya que se presenta una fila de autos que llenan la avenida Paz Estensoro, añade un comensal que se encontraba en el lugar.