Promulgan ley que declara emergencia en Caraparí

Escrito por  EL CHACO INFORMA/CARAPARÍ Mar 21, 2018

El alcalde de Caraparí, Wilman Peña Miranda, promulgó la Ley Municipal 044/2018 que permitirá asistir y mitigar los daños causados por las lluvias, que afectaron principalmente a los servicios básicos, viviendas, cultivos, sistemas de riego, sistemas de agua para el consumo humano, electrificación y caminos.

Peña enfatizó que la situación de emergencia aún persiste, debido a que las precipitaciones continúan en los distritos uno y seis. Asimismo, explicó que la Ley de Declaratoria de Desastre permitirá realizar las inversiones que sean necesarias para la etapa de rehabilitación y recuperación de los daños ocasionados por los fenómenos naturales.
En ese contexto, señaló que las instituciones que conforman el Centro Operativo de Emergencias Municipales (COEM), planificarán el trabajo a desarrollar para ir dando solución a los diferentes problemas.
De igual manera, el Alcalde refirió que se emplearán recursos del Gobierno Municipal y Regional, hasta donde alcancen. En caso de ser necesario se pedirá el apoyo del nivel central y nacional. Sin embargo, indicó que de manera oportuna se enviaron notas al Viceministerio de Defensa Civil, para solicitar ayuda.

Los daños
Más de 1.500 metros de cañerías de PVC, 700 metros de tuberías de gas, alrededor de 150 hectáreas de maíz, 100 hectáreas de soya, 70 hectáreas de cítricos, fueron afectadas por el agua, que arrasó también con alambrados y cercas. Los caminos requieren de un trabajo de ingeniería para ponerlos en condiciones de transitabilidad.
Según el informe, aproximadamente 1.700 familias fueron afectadas, cifra que tiende a incrementarse en caso de persistir las lluvias.
Peña expresó también que el Gobierno Municipal está trabajando con la Agencia Estatal de Vivienda, tomando en cuenta que el compromiso del Gobierno nacional es de entregar casas a todas las personas que hubieran quedado sin hogar por efecto de los fenómenos climáticos.
En Caraparí se registraron dos casos de viviendas afectadas por las lluvias, una que se encuentra en situación precaria y con riesgo de desplome, mientras que otra fue destruida por completo debido al deslizamiento de un cerro.