Las bebidas espirituosas provocan agresividad en el 30% de sus consumidores, una cifra muy superior a la detectada durante la ingesta de cerveza y de vino.

Un gran porcentaje de restaurantes en Tarija infringe la normativa respecto al expendio de bebidas alcohólicas, tienen licencia para la venta de comida, sin embargo ésta es casi nula y durante todo el día el principal producto ofrecido es alcohol. En este marco, la Intendencia Municipal de Cercado intensifica los controles para regular esta situación.

Las metas de llegar con el mensaje de consumo responsable a 2.400 puntos de venta y 2.000 consumidores fueron superadas con creces. Las caravanas de voluntarios de Cervecería Boliviana Nacional (CBN) y de la Cámara Nacional de Bebidas (CANABE), llegaron a 2.680 puntos de venta y 3.787 consumidores.

Es sabido que no todos los negocios cumplen con la función por la adquirieron su licencia, especialmente los restaurantes. Muchos de éstos venden comida en una mínima cantidad y se abocan al comercio de bebidas alcohólicas, pero cuando el Gobierno Municipal de Cercado, a través de la Dirección de Ingresos, clausura el lugar los responsables prefieren cerrar su negocio para eludir el pago de la multa.

Con el objetivo de intensificar el control al expendio de bebidas alcohólicas, principalmente las que están adulteradas y no cuentan con el registro de sanidad, el Gobierno Municipal de Cercado impulsa la creación de un comité interinstitucional, del cual cinco municipios del departamento de Tarija ya forman parte. Esperan que los demás se sumen para coadyuvar a frenar la problemática que causa el consumo de alcohol.

La aprobación del Reglamento de Expendio y Consumo de Bebidas Alcohólicas ha sido postergada hasta después el 15 de mayo. 

Entre el 25 y 26 de marzo se registró tres levantamientos de cadáveres, dos en la ciudad y uno en la comunidad de Yesera; sin embargo, los tres casos por el exceso de consumo de bebidas alcohólicas. Dos eran bebedores consuetudinarios y uno tuvo un ataque epiléptico por beber minutos antes de su deceso.

Más de mil latas de cerveza y 500 botellas de bebidas alcohólicas fueron decomisadas por la Guardia Municipal y la Intendencia, tras verificar que no tenían el registro sanitario respectivo.

La Policía realizó el fin de semana en Bermejo, el plan Integral Estratégico de Seguridad Ciudadana Tucuy Ricuy, donde lograron sorprender a 12 menores de edad en estado de ebriedad y luego avisados a sus familiares.

En el operativo realizado por el personal de la dirección de ingresos del Gobierno Municipal, verificó que tiendas continuaban abiertas pasada las doce de la noche y vendían bebidas alcohólicas, las mismas que no están permitidas.