Defensa Civil de manera conjunta con el Ejército y el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), analizarán bombardear las nubes en los municipios de Tarija donde la sequía no cesa desde hace algunos meses, pues la afectación en la producción agropecuaria y falta de agua para consumo humano se vuelve tensa.

La opositora Unidad Demócrata expresó este lunes sus dudas sobre los resultados que hubiera tenido la supuesta aplicación de la técnica de “bombardeos” a nubes para generar lluvia y que por eso afirmó que solicitará informes; el oficialismo arremetió contra sus críticos. El Gobierno informó que en el bombardeo de “yoduro de plata”, que provoca lluvias, se gastaron 500.000 dólares.