Ubicadas en la zona de La Loma, por las calles Daniel Zamora y Luis Campero, las casas de empeño otorgan préstamos de dinero por hasta 5.000 bolivianos en base a muebles, electrodomésticos incluso celulares y cobran entre el 10 y 25 por ciento de interés mensual. La Policía Boliviana suele realizar un control periódico cuando tiene dudas sobre si los objetos son robados.