Golpes, gritos, desmayos, sangre y choques eléctricos. Eso ocurrió durante la violenta represión policial que se registró la tarde del jueves cuando efectivos del orden irrumpieron en predios de la Iglesia de San Francisco para perseguir y someter a jóvenes que protestaban contra el Código Penal y el Dakar.

Hombres armados mataron al menos a nueve personas, incluyendo a tres policías, en un ataque contra una iglesia cristiana copta en el sur de El Cairo el viernes, dijeron fuentes médicas y de seguridad.

La dirigencia de los médicos y representantes de la Iglesia Católica se reunieron este martes en la ciudad de La Paz y tras el encuentro los galenos informaron que analizarán la propuesta de los religiosos para posiblemente suspender las medidas de presión.

Dos atacantes suicidas irrumpieron el domingo en una concurrida iglesia cristiana en el suroeste de Pakistán, matando al menos a nueve personas e hiriendo a hasta 56, dijeron funcionarios, en el último ataque reivindicado por Estado Islámico en el país.

El monseñor Sergio Gualberti, en la homilía que ofreció el domingo en la ciudad de Santa Cruz, calificó de “difíciles” las circunstancias que atraviesa el país y denunció a “prepotentes que desoyen el clamor del pueblo”.

El secretario general de la Conferencia Episcopal (CEB), Aurelio Pesoa advirtió que este año en Bolivia se ha retrocedido en los derechos y libertades democráticas, después que el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) desconoció dos referendos de 2009 y 2016.

El dirigente del trópico de Cochabamba, Leonardo Loza, subió el tono de sus críticas a la Iglesia Católica y advirtió a los representantes de la institución religiosa que no se metan con los cocaleros, reportó radio Cepja para la Red ERBOL.

El presidente Evo Morales lamentó el domingo que algunos representantes de la Iglesia Católica boliviana, que siguen en tiempos de la inquisición, no toleran que los indios estén al mando del Estado por decisión popular.

El diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), Víctor Borda, dijo el martes que la Iglesia Católica atenta contra la vida de las mujeres al rechazar la práctica de abortos legales en los centros de salud que están bajo su administración.

La Secretaría General de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) recordó a los católicos que apoyar el aborto desdice su condición de cristianos, y en ese sentido aclaró que ninguna obra de salud de la Iglesia se prestará para realizar esa práctica contemplada por la ley.