Viernes, 22 Septiembre 2017

La reunión de autoridades municipales, instituciones y organizaciones sociales de los municipios productores de hidrocarburos de los departamentos de Tarija, Santa Cruz y Chuquisaca determinó que el próximo 28 de septiembre se presentará el proyecto de ley para exigir un porcentaje de regalías y modificar la Ley 3038 del 45 por ciento que favorece a la Región Autónoma del Chaco.

El Gobierno nacional quiso cerrar ayer los dos debates que en las últimas semanas han convulsionado Tarija y que, como reconoció el viceministro de Autonomías Hugo Siles, son asuntos de competencia nacional.

Autoridades municipales e instituciones cívicas de los departamentos productores de hidrocarburos como Santa Cruz, Tarija y Chuquisaca se reunirán el 12 de septiembre en la ciudad oriental para evaluar el proyecto de ley mediante el cual se plantea modificar la Ley 3038 y con ello cambiar la distribución de la renta petrolera. Se propone que cada región reciba el 45 por ciento de lo que se produce en su territorio.

El senador Fernando Campero Paz, de la  Bancada Unidad Demócrata por el departamento de Tarija, remitió a la Cámara de Senadores una solicitud de Petición de Informe Escrito (PIE) para que el ministro, Luis Alberto Sánchez, pueda explicar la liquidación de regalías entre Tarija y Chuquisaca por el megacampo Margarita.

La “confesión” de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) sobre la incorrecta aplicación del factor de distribución de regalías entre los campos Margarita y Huacaya lleva el conflicto a un nuevo estadio. Las suspicacias ya existían. La forma en que se forzó la conectividad de los dos campos y la manera en la que se gestionó el estudio, el factor de distribución y su posterior aplicación no dejó satisfecho a Tarija, que era el único que perdía en esta operación. La confirmación de YPFB, mediante documentación oficial, de la aplicación irregular de al menos 450 millones de bolivianos en cinco años, viene a constatar los peores presagios.

El Comité Cívico Departamental de Tarija analiza acciones luego de conocer el informe de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en el que se constata que el factor de distribución definido en 2012 para repartir las regalías del campo Margarita – Huacaya entre Tarija y Chuquisaca no se aplica. Según el informe, Tarija habría percibido más de 450 millones de bolivianos menos desde el mencionado año.

Las instituciones, autoridades de la capital y las provincias del departamento de Tarija, tras conocer que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) desde agosto del 2012 a marzo del 2017 no realizó la trasferencia de regalías en un 75,1 por ciento a favor de Tarija y 24,9 por ciento a favor de Chuquisaca del megacampo Margarita-Huacaya, determinaron exigir un informe detallado sobre el tema a la estatal petrolera.

El gobernador del departamento de Tarija, Adrián Oliva, en su visita a la capital de la Región Autónoma del Chaco, Yacuiba, y en ocasión de participar en el Tercer Encuentro Departamental de la Juventud, manifestó que la demanda de algunas provincias de modificar la Ley 3038 y con ello la redistribución de las regalías, está en manos de la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia (ALPB) y no de la Gobernación.

La presidenta de la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija, Sara Armella, sugirió el miércoles que la Gobernación de ese departamento convoque a un debate de pacto fiscal departamental, para analizar la distribución de regalías y autonomías.

 

Tras que las autoridades, instituciones y organizaciones sociales de los municipios de Yacuiba, Caraparí y Villa Montes, que conforman la Región Autónoma del Chaco, en una asamblea realizada el día de ayer, donde determinaron reactivar la demanda para crear el décimo departamento, esto en respuesta a la intención de autoridades de Padcaya, Bermejo y Entre Ríos de modificar la Ley 3038 y con ello distribución de la renta petrolera, varias autoridades opinaron al respecto.

Lo más leído hoy