Antes de levantar la veda en el río Pilcomayo, una comisión interinstitucional realizará un recorrido por ese afluente para verificar si existe sábalo o no, pues en una primera inspección todavía los peces no estaban en territorio boliviano.  

 Cada año la veda para la pesca comercial del sábalo en el río Pilcomayo inicia el 1 de septiembre, sin embargo, el capitán grande del pueblo Weenhayek, Moisés Sapiranda, pidió a la Gobernación de Tarija ampliar la temporada pesquera hasta el 15 de septiembre, ya que hay todavía una buena cantidad de ejemplares.

Lo más leído hoy