Miércoles, 22 Marzo 2017

El Papa quiere implementar la Mediación

Escrito por  Juan Pablo Albornoz Kokot Ago 08, 2016

Es una gran alegría y un impulso para todos los mediadores y mediadoras del Mundo el llamado que hizo el Papa Francisco en su última exhortación apostólica Amoris Laetitia.

Me gustaría primero remarcar los valiosos llamados que hace el Papa a los miembros de la Iglesia a ser compañeros de camino de quienes atraviesan diferentes situaciones familiares. Con delicadeza nos invita acompañar, a acercarnos, a comprender y discernir junto con las familias sin dar soluciones preestablecidas ni dogmáticas. ¡Como en la mediación familiar! Comparto algunas frases:

“Nos cuesta dejar espacio a la conciencia de los fieles, que muchas veces responden lo mejor posible al Evangelio en medio de sus límites y pueden desarrollar su propio discernimiento ante situaciones donde se rompen todos los esquemas. Estamos llamados a formar las conciencias, pero no a pretender sustituirlas.” (AL 37)

¿No es esto lo que hacemos los mediadores?

Mediación de conflictos:

En otro pasaje hace un claro llamado a la acción para convertir a las diócesis en espacios de acción misionera para la reconciliación y el perdón y para ello ¡nombra a la mediación!:

“El perdón por la injusticia sufrida no es fácil, pero es un camino que la gracia hace posible. De aquí la necesidad de una pastoral de la reconciliación y de la mediación, a través de centros de escucha especializados que habría que establecer en las diócesis»" (AL 242)

¡Mediadores/as! ¿Qué esperamos para acercarnos a las parroquias a ofrecer nuestras experiencias y servicios?

La mediación es un ámbito donde no hay juzgamiento sino escucha y acompañamiento. Es una herramienta que coincide plenamente con la revolución de Francisco.

Además el Papa convoca a los pastores a acercarse a las “herramientas del mundo”. Nos Invita a dar un paso más para unir ciencia y Fe. Reconoce los aportes valiosos de la psicología y de las ciencias de la educación (AL 273) y agrega:

“Las respuestas a las consultas también expresan con insistencia la necesidad de la formación de agentes laicos de pastoral familiar con ayuda de psicopedagogos, médicos de familia, médicos comunitarios, asistentes sociales, abogados de minoridad y familia, con apertura a recibir los aportes de la psicología, la sociología, la sexología, e incluso el counseling."(AL 204)

Me pregunto: ¿No son muchas de las herramientas que utiliza el mundo empresarial, educativo y social para su desarrollo y éxito de gran utilidad para la Misión de Iglesia? Francisco las llama “recursos espirituales” (AL 204)

Conclusión:

El discernimiento, la mediación de conflictos y las herramientas del mundo son elementos que si salen del ámbito de las ideas y se convierten en acciones concretas constituirán una verdadera transformación en la actividad de la Iglesia Católica y de otras Iglesias en el mundo.

Un sacerdote amigo me contó que, en su experiencia, son las mujeres las que más recurren al sacramento de la confesión y que muchas veces van a confesar los pecados de los maridos….

Queridos lectores, esta graciosa historia me lleva preguntarles:

¿Pueden ver la necesidad de espacios especializados de mediación de conflictos familiares y comunitarios en las innumerables capillas, parroquias y diferentes sedes de la Iglesia Católica y de otras Iglesias del mundo?

¿Pueden imaginar lo que sucedería si hacemos lo que decimos?

¡Hasta la próxima!

Juan Pablo Albornoz Kokot

Lo más leído hoy