El Tao de la Mediación

Escrito por  Juan Pablo Albornoz Kokot Oct 24, 2016

Nuestras relaciones necesitan de una profunda transformación. En muchos aspectos, nuestra sociedad se muestra dividida. Mostramos, en conjunto, divisiones internas que se exteriorizan y externas que se interiorizan. Necesitamos un cambio más profundo que las superficiales cirugías que intentan realizar algunos políticos, activistas, educadores etc. Necesitamos del Tao de la Mediación.

Tao significa guía o senda que lleva a la armonía, a la paz y a una relación correcta. Es un principio, es el modo en que el universo funciona. Es la sabiduría que se encuentra en corazón del universo, su esencia, su finalidad, su dirección. En el Budismo encontramos al Dharma o “modo en que funcionan las cosas” y en el Cristianismo a “Reino o Reinado” (en arameo siríaco “Malkuta”) que son los principios que guían nuestras vidas hacia la unidad. (Douglas Klotz 1990,20)

Enseña Boff y Hathaway que el ideograma chino “Tao” combina la sabiduría y el caminar. Lo concibo como una sabiduría práctica. Un camino de contempla-acción, de medita-acción, de ora-acción.

El Tao de la mediación es la armonía, la unión, la paz inherente que existe en las personas en sí, en su relación con los demás y con el cosmos. Mediar es una actividad ecológica en el más profundo sentido de la palabra. La media-acción provoca mutaciones en el cosmos de los mediados y de sus redes relacionales con niveles de influencia que no logramos captar con los sentidos. Mediar es acariciar a la Madre Tierra, a la creación, es quitar los bloqueos para que fluya el "Tao", el "Dharma", el "Malkuta".

Como el Tao, la mediación es una danza entre el Amor y el Orden. Y sólo de ese perfecto equilibrio surge su mágico desenvolvimiento. Es un infinito con límites de tiempo, espacio y de formas. Quien se deja llevar por "el Tao de la mediación" encuentra un perfecto equilibrio entre el orden y el caos, entre la división y la unión, entre lo superficial y lo profundo, entre los sueños y la realidad.  

Sólo en mesas muy intensas puedes lograr abandonarte a la mediación y que ella guíe tu cometido, tus palabras, tus preguntas. Eres mediador sólo cuando te dejas mediar. Sólo allí, en lo profundo de la confusión, está la claridad.

La mediación, como el Tao, es paradójica: cuanto menos fuerza, más empuje; cuanto menos control, más orden; cuanto menos violencia, más transformación….   

“La vía que conduce a la luz es oscura,

La senda que va hacia adelante parece ir hacia atrás,

El camino derecho parece tortuoso,

El mayor poder parece débil,

La más pura virtud parece mancillada,

La auténtica abundancia parece insuficiente,

La genuina firmeza parece inestable,

El espacio más vasto no puede ser contenido,

El más grande talento tarda en madurar,

La nota más alta es difícil de oír…

                                                                         (Teo Te Ching, 41)

¡Hasta la próxima!

Lo más leído hoy

Ene 20, 2017 1667

Vecinos alistan acción popular contra crematorio

in Sociedad y Seguridad
Ene 20, 2017 706

El Ministerio advierte falencias técnicas en elaboración del POA

in Política y Economía
Ene 20, 2017 566

Susat, cuatro de cada 10 asegurados son depurados

in Ecos de Tarija