Volví, luego de un tiempo, a realizar una mediación de conflictos con una herramienta que saqué de la “caja de herramientas” que tenemos los mediadores. Un grupo de trabajo tenía conflictos relacionales que estaban afectando sus tareas, la armonía y a sus miembros personalmente. Mantuve reuniones privadas con cada uno y luego en conjunto. Usamos unos muñequitos de madera, hilos, maíz, figuras, dibujos, pelotitas y la magia sucedió

Comparto con Uds. la mejor definición de Mediación de Conflictos y de la labor de quienes facilitamos procesos de diálogo. 
¡Que la disfruten y compartan!

Este año para festejar la Navidad, decidimos hacer un arbolito diferente. Les pedimos a nuestros familiares que nos manden fotografías de nuestros Abuelos, Padres, Hermanos/as y sobrinos. Las hicimos imprimir y construimos un arbolito. Nosotros (mi esposa, los chicos y yo) somos la copa. Las ramas laterales son nuestros hermanos/as y sus hijos e hijas. Más abajo están nuestros respectivos Padres/Madres. Luego en la base nuestros Abuelos y Abuelas. Más abajo e invisibles están nuestras profundas raíces. Raíces que allá, muy abajo, se unen con las de toda la humanidad.

Una parte de la biblioteca dice: "sí"; otra parte dice: "no"; y otra dice: "depende". Y ud. querido lector: ¿Qué dice?

Mi corazón late. Hay cosquillas en mis manos. La respiración se acelera. Necesito respirar más profundamente. Y espero. Los ruidos de la casa están brindándome información. Mi cuerpo percibe a mi hijo(el del medio). Le pide chocolate a su madre. El café se mueve mientras escribo. Puedo verlo porque está en una jarra transparente. Mi hijo (el del medio) se acerca y me dice: “Papá”. Lo repite varias veces antes de que lo atienda. Me muestra que tiene un diente flojo. Toco su diente. Me dice: "Desde el 25 de Octubre lo tengo flojo". Lo muevo. No está listo. Sigo esperando. Me detengo. Respiro. Respiro. Hay movimiento en la cocina. Mi hijo (el más chico) está descalzo y dice: “Mamá”. Lo dice varias veces antes de que lo atiendan. “Ya sale” -responde Mamá-.

Magos, curiosos y algunos otros han buscado durante siglos la fórmula para transformar el mundo. Sin embargo, las claves de la transformación humana, de la trascendencia, del cambio social se han mantenido, en general, esquivas a las cátedras y a las academias oficiales. Los alquimistas han trabajado más de noche que de día.

Nuestras relaciones necesitan de una profunda transformación. En muchos aspectos, nuestra sociedad se muestra dividida. Mostramos, en conjunto, divisiones internas que se exteriorizan y externas que se interiorizan. Necesitamos un cambio más profundo que las superficiales cirugías que intentan realizar algunos políticos, activistas, educadores etc. Necesitamos del Tao de la Mediación.

Creo que el Rugby tiene un secreto oculto y que puede servir para la Paz. Tengo la alegría de entrenar a los Osos de Cochabamba y comparto esta historia con Uds...

Estar confundidos puede ser una gran oportunidad. Sepa Ud. que lo está. No lo dude. Pero no se preocupe, eso no es un problema...

Comparto con Uds. algunas claves para poder ser un mediador efectivo en las mesas diálogo.