Municipio apunta a mejorar los centros de salud de Tarija

Escrito por  REDACCIÓN CENTRAL/EL PAÍS EN Oct 10, 2017

El responsable de Salud del Gobierno Municipal de Cercado, Rodrigo Fuensalida, informó que la anterior semana junto a la Brigada Parlamentaria se inspeccionó el centro de salud de segundo nivel ubicado en el barrio San Antonio, el cual registra un avance del 50%.

Esa infraestructura contará con todas las condiciones aprobadas y la reglamentación elaborada por el Servicio Departamental de Salud (Sedes) para que la próxima gestión entre en funcionamiento.
Asimismo indicó que se estaría buscando recursos para el personal humano, ya que se necesitaría 300 profesionales de salud para que puedan brindar atención en todos los servicios las 24 horas del día.
Por otro lado, Fuensalida explicó que se socializó a las autoridades y comunarios de Santa Ana la Nueva el diseño para la construcción del centro de salud en la comunidad, proyecto que fue aprobado y que tendrá un costo aproximado de tres millones de bolivianos.
El funcionario manifestó que se tiene programado, para hoy martes 9 de octubre, la socialización a los vecinos del diseño de ampliación del centro de salud Semilla de primer nivel para que pueda convertirse en un centro de salud de segundo nivel con todas las características y reglamentación necesarias.
Además que se abrió el doceavo consultorio vecinal que beneficiará a los vecinos del barrio Portillo Jardín y barrios colindantes, esto de acuerdo al plan coordinado que viene ejecutando el Gobierno Municipal, el Ministerio de Salud y las Juntas Vecinales.
Este programa, que tiene como objetivo primordial el de llevar atención en salud básica a los barrios más alejados y comunidades de la provincia Cercado, ya abarcó 12 barrios de la ciudad de los 35 que tiene planificado atender con salud básica.
Medicamentos
El responsable del área de Salud aclaró con respecto a que el Municipio estaría dotando medicamentos sin lote, registro sanitario y sin fecha de vencimiento, que se procedió a realizar una supervisión meticulosa de los medicamentos en todos los centros de salud, principalmente del barrio San Jorge, donde se puedo evidenciar que no existe ningún medicamento que no cuente con el registro sanitario, ni fecha de vencimiento.
“Después de verificar en el lugar que no existía tal problema, pasamos por la Unidad de Seguro de Sedes, porque ellos también tendrían que hacer este tipo de supervisiones y se verificó que no existen estos problemas. No se debería alarmar a la población, ya que es una irresponsabilidad seguir mal informando a la ciudadanía”, aseveró el funcionario.