Esa enfermedad altera las funciones de nutrición, de respuestas conductuales como la memoria y el aprendizaje, y el metabolismo.

Llanta, michelines, panza… son algunas, de las muchas expresiones que existen, y que sirven para nombrar un problema que va más allá de lo estético, pues es un indicador de que nuestra salud está en riesgos: la grasa abdominal (también conocida como grasa visceral).


Madre del menor indonesio se lamenta: "Mi hijo está creciendo a un ritmo rápido y estoy preocupada por su salud".

El sedentarismo y la mala alimentación están ocasionando obesidad en Tarija con mayor incidencia en mujeres y niños, sólo en lo que significan los dos últimos años, aseguraron profesionales de salud que ven con preocupación esta alteración que repercute en la salud poblacional del departamento.

Lo más leído hoy