Lunes, 20 Noviembre 2017

La baja rentabilidad de las inversiones realizadas por las Administradoras de Fondo de Pensiones (AFP) en Bolivia, que bordea el 3,6%, preocupa al Gobierno, y el ministro de Economías y Finanzas, Mario Guillén, anunció un nuevo reglamento para mejorar las condiciones de inversión.

De acuerdo al Decreto Supremo 2802 del 15 de junio de 2016, la Gestora debería iniciar actividades en un período no mayor a 15 meses a partir de la publicación de la norma.

Ya los pioneros de la contabilidad, como Simon Kuznets y Colin Clark, recomendaban  medir el bienestar económico en vez el Producto Interno Bruto (PIB); pero éste prevaleció  porque las necesidades en tiempos de guerra exigían un indicador de la actividad total.

Hoy empieza en el municipio de Tiquipaya la “Conferencia Mundial de los Pueblos para un Mundo sin Muros hacia la Ciudadanía Universal”.

Podríamos expresar la pregunta del título como adivinanza. ¿Adivina Ud. dónde está físicamente la mayor parte de ese dinero captado en la última emisión de 1.000 millones de dólares, por los que Bolivia paga un interés del 4,5% anual?

El domingo 11 de junio la BBVA Previsión Administradora de Fondo de Pensiones (AFP) SA. emitió un comunicado en el que dio a conocer los empleadores que se constituyen en mora con la Seguridad Social de Largo Plazo. 

La aprobación de la ley financial 2011, que incluye modificaciones a la ley del Banco Central de Bolivia (BCB), fundamentalmente en lo relativo a la autorización para que el BCB utilice hasta el 30% de las Reservas Intenacionales Netas (RIN) en la compra de títulos valor de empresas estratégicas bolivianas y, a su vez, la autorización para que éstas emitan ese tipo de valores, constituye un paso trascendental en materia de política económica. Tal vez el paso más importante dado por el Gobierno de Evo Morales, siempre y cuando se cumpla y no ocurran retrocesos como los registrados en el proceso de la nacionalización de los hidrocarburos. Se trata, nada más ni nada menos, que de reinvertir el ahorro nacional en el propio desarrollo de nuestro país que fue capaz de generar ese ahorro. Se autoriza por ahora sólo el 30%, aunque debiera ser un porcentaje mucho mayor. De todos modos, es el inicio de un círculo virtuoso si se lo sabe sostener. Como se sabe, hasta hoy incluso, el ahorro boliviano ha servido para financiar economías extranjeras a tasas de interés casi ridículas (0,25% anual en 2010). Era, en contrasentido, el círculo vicioso más nefasto.

El Banco Central de Bolivia (BCB), compró (prestó) a El Salvador 191.2 millones de dólares con recursos de las reservas internacionales de divisas que administra, adquiriendo títulos de deuda denominados Letras del Tesoro, Letes, de ese hermano país.

El trabajo es un hecho social, o al menos así estuvo concebido en la tradición legal latinoamericana moderna. El trabajo asalariado en particular, en la definición de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), 

En meses recientes, los bancos Deutsche Bank (de Alemania) y el Monte dei Paschi (de Italia), en Europa, ocuparon las portadas de las revistas económicas, debido a su elevado riesgo de quiebra y al grado de influencia sobre otros bancos, generándose así un riesgo sistémico.