Martes, 21 Noviembre 2017

“El presidente boliviano Evo Morales denunció el sábado que ante el fallido plan de intervención militar a Venezuela, sumida en una crisis interna, ahora Estados Unidos ejecuta un golpe financial contra ese país caribeño”, dice un cable de la agencia oficial de noticias ABI.

“Las estimaciones preliminares para el año 2016 sugieren un preocupante aumento de la tasa de pobreza de ingresos en América Latina por segundo año consecutivo”, advierte un reciente informe del Centro de Estudios Distributivos Laborales y Sociales (CEDLAS), de la Universidad Nacional de La Plata (Argentina).

Hoy empieza en el municipio de Tiquipaya la “Conferencia Mundial de los Pueblos para un Mundo sin Muros hacia la Ciudadanía Universal”.

El Banco Central de Bolivia (BCB), compró (prestó) a El Salvador 191.2 millones de dólares con recursos de las reservas internacionales de divisas que administra, adquiriendo títulos de deuda denominados Letras del Tesoro, Letes, de ese hermano país.

El presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Pablo Ramos, aseguró el martes que la inversión de 191,2 millones de dólares en letras del tesoro de El Salvador, que se realizó a finales de 2016, está “plenamente” garantizada por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), que tiene una de las mayores y más confiables calificaciones de riesgo.

El Acuerdo Latinoamericano de Inversiones, Aladi, se constituyó en 1980. Tiene entre sus objetivos lograr la “convergencia progresiva de acciones parciales hacia la formación de un mercado común latinoamericano”. Actualmente tiene a trece países latinoamericanos como miembros, entre ellos Bolivia, en los que habitan más de 520 millones de personas.

La puesta en marcha del Banco del Sur fomentará el retorno de capitales de los países latinoamericanos existentes en el exterior, permitiendo el financiamiento de iniciativas regionales.

Ayer los ministros de Economía y Finanzas de los gobiernos de Argentina, Bolivia, Ecuador, Uruguay y Venezuela analizaron en Quito, Ecuador, un nuevo capítulo en el proceso de la puesta en marcha del Banco del Sur. A ocho años de su creación, continúan en los intentos infructuosos de impulsar el desarrollo regional y la integración y la construcción de una nueva arquitectura financiera.

Desde que en 2009 los presidentes Hugo Chávez y Rafael Correa urgieron la repatriación de las reservas de divisas que los países suramericanos tienen prestadas a economías de Europa, Estados Unidos y otros, para reunirlos en el proyectado Banco del Sur, poco ha pasado en concreto. Ayer los ministros de Economía y Finanzas de los gobiernos de Argentina, Bolivia, Ecuador, Uruguay y Venezuela analizaron en Quito, Ecuador, un nuevo capítulo en el proceso de la puesta en marcha del Banco del Sur. A ocho años de su creación, continúan en los intentos infructuosos de "impulsar el desarrollo regional y la integración y la construcción de una nueva arquitectura financiera.

Los Gobiernos de Argentina, Bolivia, Ecuador, Uruguay y Venezuela protagonizarán este miércoles un nuevo capítulo en el proceso de puesta en marcha del Banco del Sur.