Lunes, 20 Noviembre 2017

Considerado por muchos como “el tótem más importante de los economistas heterodoxos”, Anwar Shaikh, profesor de economía la New School University de Nueva York, piensa que lo peor de la crisis todavía está por llegar, aunque prefiere ser cauto sobre el cuándo y el cómo.

No hay mejor noticia que saber de las intenciones de inversión en exploración en el departamento de Tarija, y que esas intenciones vengan con dinero contante y sonante. Al menos eso es lo que anunciaron ayer el presidente Evo Morales junto al jefe máximo de Repsol, Antonio Brufau, y al ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, en Santa Cruz.

Cuando la soga aprieta, aparece Repsol. Se esperaba el anuncio pero no por ello deja de llegar en un momento delicado para el Ministerio de Hidrocarburos, incapaz de extirpar el escándalo de la irregular compra de los taladros en Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) que por otro lado ha tapado otros agobios como el difícil equilibrio entre la producción, el consumo interno y los contratos de exportación.

En los últimos dos meses se han sucedido dos actos inaugurales de  proyectos que, sin excepciones, han sido catalogados por todos los medios de comunicación como “trascendentales” o “históricos”, titulando los reportajes más o menos así: “Bolivia exportará electricidad” o “Bolivia exporta gas a Brasil desde hoy”. En el primer caso se referían al inicio de la construcción de una planta termoeléctrica en Puerto Suárez y en el segundo caso al inicio del bombeo de gas a Brasil desde San Alberto, Tarija. En ambos casos se detallaba los ingentes volúmenes de facturación prevista y las decenas y centenas de millones de dólares “que el país” recibirá gracias a la exportación de energía.

Muy neoliberal puede ser cualquier ciudadano. A ello tiene derecho aquí y en cualquier parte del mundo. El presidente Vicente Fox de México es un político de derecha, militante antiguo del Partido Acción Nacional (PAN) y, en tal condición, militante activo del neoliberalismo y la globalización. Pero también es auténtico mexicano. Ambas condiciones –el ser mexicano o neoliberal- no significa estar obligado a traicionar a su Patria y actuar con deslealtad respecto al patrimonio mexicano que está obligado a cuidar y acrecentar. Al contrario y por lo mismo, a tiempo de asumir el mando de su país, hace sólo dos semanas, declaró -sin dejar el más mínimo espacio de duda- que la empresa petrolera estatal mexicana PEMEX, una de las más importantes del mundo, “continuará como propiedad exclusiva de la Nación (…), seremos fieles a nuestra historia”, dijo. En relación con la empresa estatal de energía eléctrica, fue tan enfático como en relación con la petrolera: “No Fox es, por sobre todo, un auténtico mexicano.

En declaraciones públicas efectuadas el 14 del presente mes a varios medios de comunicación, el ministro Lupo, a tiempo de justificar lo injustificable, decía que con el DS 25994, denominado también el decreto de la Subasta Nacional, sólo se venderá el 5% de las acciones de los bolivianos en las empresas capitalizadas, añadiendo que esta disposición ya estaba en la Ley de Pensiones promulgada en noviembre de 1996 por Gonzalo Sánchez de Lozada

Al iniciarse la apertura democrática en Bolivia (1979), la propuesta para el país de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), en materia económica, defendía “la libre iniciativa y la propiedad privada en función del interés colectivo”, dejando a los “sectores estratégicos de la economía  bajo exclusiva responsabilidad del Estado”, en el entendido de que estos sectores (petróleo y energía eléctrica, fundamentalmente), son la fuente primaria de la riqueza económica nacional. 

Recordará Ud., querido lector, que el gobierno exige insistentemente a los empresarios privados nacionales que “transparenten” sus estados financieros para poder cotizar sus acciones y bonos en una bolsa de valores, accediendo de esta forma a préstamos del público (dinero más barato) en vez de continuar presentándose de la banca con tasas de interés más elevadas. Cuando una empresa cotiza acciones en la Bolsa de Valores, puede conseguir rápidamente compradores a un buen precio por cada acción vendida si es que los estados financieros de la empresa son confiables.

El director del Centro de Documentación e Información Bolivia (Cedib), Marco Gandarillas, junto al investigador, Gustavo Rodríguez, editaron un documento, publicado por el Cedib, que desmiente los principales mitos a favor de la inversión extranjera en los hidrocarburos.