Un reporte de la agencia de noticias Associated Press (AP), desde Estocolmo (Suecia), da cuenta de una escalofriante realidad: la empresa sueca Epicenter está implantando microchips, del tamaño de un grano de arroz, en sus trabajadores.

Una delegación de parlamentarios europeos terminó su visita a Bolivia expresando su preocupación sobre los informes de falta de independencia judicial; advirtieron que una democracia respeta la separación de poderes y los derechos de los opositores e hicieron un llamado al Gobierno boliviano a evitar restricciones a las libertades de prensa y asociación.

Destacó que gobiernos de derecha, inmersos en el Plan Cóndor, inclusive han construido museos y han desclasificado documentos de la dictadura, “han cubierto esa obligación que tienen como Estado”.

El mandatario respondió al informe anual de Derechos Humanos de Estados Unidos, en el que observa la vulneración a la libertad de expresión, y a procesos judiciales.

Con el mandato de preservar la independencia institucional, después de 10 meses, la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB) llevó adelante su congreso y eligió a un nuevo Comité Ejecutivo que estará a la cabeza de Amparo Carvajal.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) alertó el lunes que deberá suspender visitas a la región y audiencias debido a una crisis financiera “extrema”, por la que anunció además que perderá a parte de su personal.