Lunes, 20 Noviembre 2017

A mucha gente le preocupa que los robots les quiten sus trabajos. Pero en realidad lo que la tecnología y la automatización están causando no es desempleo, sino un aumento de la pobreza, la desigualdad y la precariedad laboral.

Lo anunciado por García Linera el pasado año está en marcha. Y si de algo pecaron los dirigentes empresariales BOLIVIANOS, es de ser extremadamente ingenuos al tratar con el poder político de turno.

El primero de mayo pasado, a tiempo de conmemorar el Día del Trabajador, el Instituto Nacional de Estadística (INE) informó en una publicación que, de acuerdo a su Encuesta Continua de Empleo (ECE),

El presidente Evo Morales promulgó el lunes dos decretos supremos que establecen un incremento salarial para este año de 10,8% al mínimo nacional y 7% al haber básico de los trabajadores, aumento que beneficia también a los servidores públicos.

El presidente Evo Morales promulgó hoy dos decretos supremos que autorizan un incremento de 10,8% al salario mínimo nacional y 7% al haber básico de los trabajadores.

El aumento beneficia también a los servidores públicos, en homenaje al 1 de mayo, Día del Trabajo.

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) y la Cámara Nacional de Industrias (CNI) manifestaron su disconformidad por el incremento salarial que este jueves anunció el Gobierno junto a la Central Obrera Boliviana (COB). Ambas entidades coincidieron en señalar que este incremento generará mayores niveles de desempleo, precariedad laboral e informalidad.

El presidente de la Federación de Empresarios de Tarija, Víctor Fernandez, advirtió hoy que el incremento en el salario mínimo y el básico laboral, anunciado hoy por el gobierno de Evo Morales, alentará la informalización de empresas, desempleo e inseguridad laboral.

La Subgobernación de Cercado a la cabeza de Jhonny Torres en coordinación con el asambleísta de Unidad Departamental Autonomista (UD-A), Cesar Mentasti, trabajan en la elaboración de una propuesta de ley complementaria a la organización de la Fexpo Tarija en el Bicentenario. Ésta consiste en la creación de un fondo rotatorio para impulsar a las empresas tarijeñas.

Ante la exigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) de lograr un incremento salarial del 20 por ciento a favor del sector obrero del país en este 2017, la Federación de Empresarios Privado de Tarija (FEPT) manifestó un total rechazo y argumentó que no es viable. En este sentido, piden negociar el alza salarial sobre el 4,5 por ciento.