Uruguay recibió 284 millones de dólares a través del Fondo Estructural de Mercado Común del Sur (Focem) para la ejecución de 19 proyectos, reveló el día jueves el canciller Rodolfo Nin Novoa.

El bloque sudamericano Mercosur lanzó el viernes negociaciones para un acuerdo comercial con Canadá, que los funcionarios esperan concluir este año y consideran un mensaje de respaldo al libre comercio en contra de políticas proteccionistas.

La apertura del Mercado Común del Sur (Mercosur) con arancel cero a casi todos los productos de la Comunidad Andina (CAN) ha puesto en máxima alerta a los agropecuarios del oriente del país, quienes temen que no podrán competir en las mismas condiciones con “monstruos” de la agroindustria como Argentina, Brasil o Paraguay, y que ponen en riesgo 600 millones de dólares en exportaciones nacionales.

El canciller paraguayo, Eladio Loizaga, admitió ayer que las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), que se celebran en Asunción en busca de un acuerdo de libre comercio, marchan con lentitud, si bien expresó que espera se cierren de forma satisfactoria.

En diciembre de 2017, la economía regional temblaba ante el posible Tratado de Libre Comercio (TLC) entre la Unión Europea y el Mercosur. Las negociaciones se estancaron, por ahora. Pero la posición proteccionista de los países del norte es contradictoria con el libre comercio que intentan imponer a los del sur.

Los cancilleres de Brasil, Aloysio Nunes Ferreira; e Italia, Angelino Alfano, discutirán los avances en las negociaciones para un acuerdo entre el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión Europea (UE), entre otros temas.

La Unión Europea ofreció abrir sus mercados para que ingrese más carne de vacuno del bloque sudamericano Mercosur, en un intento por concluir las negociaciones del que sería su tratado comercial más lucrativo hasta la fecha.

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, defendió hoy aquí la existencia del Mercado Común del Sur (Mercosur) y responsabilizó a la Unión Europea por el fracaso de no poderse lograr todavía un acuerdo entre esos dos bloques.

El presidente boliviano Evo Morales abogó el jueves en Brasilia, en la 51 Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur y países asociados, por una integración comercial justa y que erradique el hambre y la pobreza en la región, en momentos en que el bloque sudamericano negocia un Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea.

Remarcó que el mejor camino para resolver los problemas políticos siempre será el diálogo.