Los subgobernadores se acercan a Oliva y rompen con Ferrufino

Escrito por  REDACCIÓN CENTRAL/EL PAÍS EN Jul 25, 2017

Que había un descontento al interior de la “Asociación de Subgobernadores del Departamento de Tarija” era conocido en los diferentes foros políticos, lo que no se conocía era la virulencia de la ruptura.

En la jornada de ayer se difundió un pronunciamiento público en el que cinco subgobernadores, cuatro ellos del Movimiento Al Socialismo (MAS), rechazan los acuerdos realizados en la entidad las pasadas semanas y aprovechan para criticar algunos de los posicionamientos públicos que la Asociación ha dado a conocer.
En el primer punto, los cinco firmantes recuerdan que la Asociación es poco más que un lobby informal, pues no cuenta con personería jurídica. En ese sentido desconocen la elección que posesionó nuevamente a Walter Ferrufino (O´Connor, MAS) como presidente, Johnny Torres (Cercado, MNR) como Vicepresidente, Never Vega (Bermejo, MAS) como secretario y José Quecaña (Yacuiba, MAS) como vocal pese a ser la Máxima Autoridad Ejecutiva de la Región Autónoma del Chaco, con administración de recursos propia. La elección fue secundada por los dos ejecutivos de desarrollo de Caraparí y Villa Montes, Lorgio Torres y Robert Ruíz, que no son subgobernadores.
Los cinco firmantes son Bartolomé López (El Puente, MAS), Rufino Choque (Padcaya, MAS), Ariel Ortega (Uriondo, MAS), Eleodoro Jurado (Yunchará, MAS) y René Valdez (San Lorenzo, UD-A). En la consideración de que la Región Autónoma del Chaco ya no debería participar en este órgano y configurar el propio al tener una administración de recursos particular, este bloque sería mayoritario. En el pronunciamiento nominan a Rufino Choque como coordinador.

Posición política
En la segunda parte del comunicado, los cinco subgobernadores expresan una posición política que se desmarca de la voz oficial de Walter Ferrufino y del ejecutivo de la Asociación de Municipios de Tarija (AMT), Álvaro Ruíz y tienden puentes con el gobernador Adrián Oliva.
Ruíz y Ferrufino han acaparado la posición opositora del Movimiento Al Socialismo en los últimos meses, sin embargo, la incidencia en las encuestas sobre la gestión de Evo Morales han sido negativas.
Los cinco subgobernadores saludan la gestión del crédito privado, respaldan la posición de la Gobernación en la negociación del Pacto Fiscal y rechazan los intentos de intervenir Setar y Emtagas. Además dan una negativa contundente a la Ley del 8 por ciento, promovida por Ruíz y que consideran “desleal y expropiatoria”.
La crisis departamental motivada por el gasto comprometido durante la gestión de Lino Condori, que no tuvo respaldo en la evolución del precio del petróleo y la proyección de regalías, ha perjudicado especialmente a los subgobernadores del departamento, que no pueden concretar proyectos. El Gobierno del MAS no ha brindado apoyo a los proyectos de estas subgobernaciones mientras que Ruíz y Ferrufino han logrado colocar las obras de sus estadios entre los fideicomisos que se cancelarán a diez años entre todos los tarijeños.