Cómo convertir el fracking en una opción para la madre tierra y no morir en el intento

Escrito por  Miguel V. de Torres/La Mano del Moto Mar 04, 2018

1.- Convencé a todos tus vecinos y admiradores de todos los puntos de la tierra de que eres el primer presidente indígena y el más grande defensor de los derechos de la Madre Tierra, un ecologista endógeno.

2.- Convertí los hidrocarburos en un elemento decorativo de tu Gobierno, lo que vale una nacionalización, algo que da buenas fotos cuando hay buenos resultados, pero niega que tu crecimiento económico tenga algo que ver con los precios internacionales del barril de petróleo, para bien o para mal.
3.- Patrocina el lema Bolivia Corazón energético de Sudamérica.
4.- Repítelo muchas veces. Sueña con que podrás energizar el continente y más allá.
5.- Conseguite un ministro de Economía que repita la receta liberal del consumo interno como artífice del milagro económico boliviano asegurando que eso es lo socialista y que nada tiene que ver con el precio del barril de petróleo. Obvia la minería.
6.- Conseguite un ministro de Hidrocarburos al que le guste la fiesta y los anuncios de matrimonio o cualquier otra noticia con banda de música y fuegos artificiales sin mirar más allá del anuncio.
7.-Agarrate fuerte cuando los precios del petróleo empiecen a caer, convertí las obras de los municipios en tus obras, dile al BCB que las financie como si fueran tuyas, inaugura todas las canchas de pasto sintético que puedas. Comprá más cámaras a BTV.
8.- Di que las Reservas Nacionales de Flora y Fauna fueron un invento gringo para asegurarse su hegemonía energética
9.- Quítales la protección y haz que se pueda ingresar a explorar. En paralelo haz que tu empresa estatal siga siendo un nada pinchado en un palo, corrompe a sus dirigentes, compra taladros con sobreprecio para tumbar la licitación. Evidencia que nunca podrá salir del agujero del fondo.
10.- Invita a Gazprom y Petrobras a Tarija a firmar convenios de amistad y antes de firmar, haz que tu ministro de la Presidencia, el más duro entre los duros, condene el fracking y cualquier técnica de extracción no convencional. Asegure que el diablo se encuentra detrás de ellas. Recuerde que los acuíferos pueden ser arruinados para siempre y que por Constitución en Bolivia amamos a la Madre Tierra sobre todas las cosas.
11.- Después fracasa año tras año en tu intento de encontrar nuevas reservas de gas y petróleo que sostengan tus proyectos a medio plazo por las técnicas convencionales.
12.- Seguí dando vueltas al dedo hasta que el contrato de exportación con Brasil entre en warning. Manda al congelador el proyecto de polipropileno para que no genere dudas sobre si alcanzará o no para seguir vendiendo gas a manos llenas. Recordalo como promesa lejana de vez en cuando.
13.- Hacé fiesta hasta para poner en funcionamiento un pozo antiguo y agotado. Hasta para anunciar que en vez de hacer plásticos seguirás mandando los licuables separados en la magnífica planta del Chaco por ducto a la Argentina. Dí que nos pagarán.
14.- Entregá las Reservas Nacionales a cualquier petrolera amiga, pero que no sea gringa. Vé que no pasa nada.
15.- Decile a tu vicepresidente que haga números sobre tus reservas, unas proyecciones más, de amauta, no de matemático. Que todo salga positivo y que haga fiesta con el Ministro de las fiestas.
16.- Contrata a fulanito de tal para que te diga cuanto petróleo y gas tiene. No importa cuan conocida sea. No pongas precio referencial en la licitación para que no se note.
19.- Sacá a Juan Ramón Quintana del Ministerio. Borrá el discurso de la web institucional. Mandalo a Cuba o más lejos.
18.- Esperá a que los precios del petróleo empiecen a subir.
19.- Dí que las empresas extranjeras están interesadas en explotar gas no convencional, no vos, ellos. No hagas creer que la idea es tuya. No habrá opositor que se resista a una idea gringa.
20.- Dile a Vacaflor que lo advierta en su columna de El Deber, entona con el complot.
21.- No des pistas sobre tus reservas convencionales. Que parezca viejo. Hacé ver que vamos bien como yendo mal y sugiere que el Evo sabe del tema y que no importa cuántas veces pregunten por el numerito, que ya hay plan B.
22.- Sumá uno o dos ceros a las cifras. A cualquier cifra.
23.- Ponete moderno. “Pucha molan los gringos y su fracking”. Como Macri.
24.- Sonreíle a ANF, decile que el Evo lo anunciará la próxima semana.
25.- A lo que pase, Cártel de la Mentira.
PD.- Continuará.